Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ray Zapata se queda fuera de la final de suelo

El especialista español, bronce en el Mundial, eliminado tras quedar undécimo. Néstor Abad tampoco se clasifica en concurso completo

Juegos Olímpicos 2016
Ray realiza su ejercicio de suelo. REUTERS

El vuelo de Ray Zapata (23 años), en esta ocasión, se quedó corto. La gran esperanza de la gimnasia española, que llegaba a Río con opciones de podio, no logró acceder este sábado a la final de suelo. El especialista español solo sumó una puntuación de 15,083, insuficiente para colarse entre los ocho mejores. "Me ha faltado clavar la entrada y la salida", explicó el gimnasta tras finalizar undécimo. "Mi trayectoria ha sido muy buena y espero que para Tokio sea mejor", añadió. Por su parte, Néstor Abad, que buscaba la clasificación en concurso completo, también cayó eliminado tras concluir 31º.

Zapata llegaba a la cita de Río con el bronce conquistado en el Mundial de Glasgow en octubre, donde volvió a situar a España en la élite de la gimnasia. Entonces optó por una estrategia conservadora, la misma idea que se llevó la a cita olímpica: es mejor no arriesgar con la dificultad y hacer un ejercicio limpio, aunque se reservaba la opción de subir tres décimas en la final. Lo había planificado, además, con la confianza que le daba haber pulido los defectos técnicos que arrastra desde su infancia. Zapata comenzó en la gimnasia más tarde de lo habitual y solo su explosividad le permite postularse como el relevo esperado de Gervasio Deferr, triple medallista olímpico, su descubridor y entrenador durante una etapa en Barcelona.

Desde el Mundial, Fernando Siscar, el seleccionador español, centró los entrenamientos en mejorar los aterrizajes y pulir los giros, en los que no mantenía las piernas juntas o las cruzaba. Si eso salía bien, la final tenía que llegar, puesto que los rivales eran los mismos a los que superó en Glasgow. De hecho, no compitió en ningún otro aparato, aunque se planteó hacerlo en salto, para concentrar los esfuerzos en su especialidad. Pero no consiguió clavar todo lo que esperaba y algunos pasitos le fueron restando décimas. 

Otra circunstancia importante amenazaba la actuación de Ray. La presión estaba sobre él, puesto que era el único representante de artística con opciones de medalla. ¿Quién lo podría haber adivinado cuando brincaba por las calles de Villa Mella bajo la mirada de su abuela, con quien se crio, y que le acompañó junto a su madre en Madrid antes de la cita olímpica?

La historia a Zapata le ha llevado de Santo Domingo a Lanzarote, de Lanzarote a Barcelona, de Barcelona a Madrid y de Madrid a Río. Por el camino ha recogido el testigo de Deferr, que lo considera su pupilo y heredero de su gimnasia, y ha ayudado a sus padres, a quienes llegó a salvar de un desahucio gracias a los recursos que la elite del deporte le ha ofrecido. El vuelo para Zapata quedó cortó, pero no será el último.

La jornada fue un mazazo para la delegación de gimnasia, que esperaba haber metido a sus dos representantes en las finales, un nuevo revés después de que el equipo no consiguiera el billete a Río en el preolímpico. Néstor Abad, que en esa competición fue bronce en suelo, no pudo pasar de la 31ª posición con una puntuación de 84.396 tras fallar en caballo con arcos y paralelas.  No ha concluido ese acelerón a la que fue sometido por Siscar, que le subió varias décimas en cada aparato motivado por su buena evolución.

La clasificación de concurso completo la lideró el ucranio Verniaiev (91.964) sorprendentemente por delante Uchimura.  El japonés es el único gimnasta que ha ganado todos los títulos mundiales de concurso general en un ciclo olímpico completo, seis consecutivos desde 2009. Favorito indiscutible. El ruso Belyavskiy fue tercero (89.799). La final celebrará el 10 de agosto.

Por equipos, Estados Unidos (270.405), segundo, consiguió superar a Japón (269.294), cuarto, y a Rusia, (269.612), tercero, pero no a China (270.461), que lideró el grupo.

Más información