Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fiesta latina en Nueva York

El Metlife Stadium se convierte en el centro de la gran celebración del soccer

Aficionados argentinos en el Metlife Stadium.
Aficionados argentinos en el Metlife Stadium. EFE

En el MetLife Stadium, a las afueras de Nueva York, se suele oír el rugido de los aviones que se disponen a aterrizar en el aeropuerto internacional de Newark. Pero no este domingo. Los aviones se ven, sí, pero el único sonido era el cántico incesante de los seguidores argentinos y chilenos unas horas antes de que arrancara la final de la Copa América Centenario.

Fiesta latina en Nueva York

Desde las tres de la tarde de este domingo soleado en Nueva York se vivió una fiesta latina en los aparcamientos del estadio que normalmente acoge a los Jets y los Giants, los dos equipos de fútbol americano de la ciudad. Al son de ritmos latinos y entre el humo de las barbacoas, camisetas albicelestes y rojas saltaban al unísono, gritando y cantando. Lejos de mostrar alguna rivalidad, argentinos y chilenos bailaron juntos, bromearon entre sí y se hicieron fotos.

Las dos aficiones convivieron durante el día amigablemente

Pero la verdadera fiesta estaba en el césped del MetLife Stadium. Había no solo camisetas argentinas y chilenas, sino también panameñas, colombianas y peruanas. Una fiesta para todos los latinoamericanos de Estados Unidos.

La mayoría, pese a todo, eran argentinos. Algunos llevan años viviendo años en Nueva York. Como Santiago Irigoyen, argentino de Rosario, la ciudad donde nació Messi, que vive en el estado de Connecticut. “Hemos ido a todos los partidos de Argentina en la Copa América”, dice Irigoyen. “Hoy, sin duda, nos cargamos a Chile 3-1”, pronosticaba. Pero los había también que han volado desde el Cono Sur del continente para ver a su equipo. Es el caso de Daniela González, de 19 años, que aterrizó desde Santiago de Chile para ver el partido. “Chile gana, da igual quién marque, pero por favor que ganemos”, afirmaba.

Chilenos y argentinos se mezclaron amigablemente. La mayoría argentina no preocupaba a los chilenos. “En Santa Clara, cuando ganamos 7-0 a México sólo se veían puntitos rojos entre la marea verde mexicana”, comenta un periodista chileno.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información