MUNDIAL MOTOCICLISMO | GRAN PREMIO DE HOLANDA

“Todavía investigamos qué le ocurrió a Salom”

Dorna evita dar explicaciones respecto al accidente mortal en Montmeló, pista sobre la que debatirán hoy los pilotos

Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna, ayer en Assen.
Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna, ayer en Assen.Mirco Lazzari / Getty

Luis Salom, piloto mallorquín de Moto2, falleció el viernes del Gran Premio de Catalunya a los 24 años. Era el 3 de junio. Veinte días después aún no se conocen las causas de su accidente. “Todavía estamos investigando”, respondió Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna, empresa organizadora del Mundial, preguntado por los resultados de la investigación oficial que se puso en marcha tras aquel accidente mortal en Montmeló. O la comisión de investigación —integrada por miembros de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) y Dirección de Carrera— todavía no ha llegado a una conclusión clara, o no está preparada para hacerla pública. Lo que parece evidente es que la caída del piloto, uno de los más experimentados de la categoría, no se debió producir exactamente como detallaba el equipo en el comunicado emitido al lunes siguiente, en el que señalaba al estado del asfalto y a un fatídico bache como principales responsables.

Primera carrera en domingo en Assen

Assen nunca fue especial para los pilotos porque la carrera se celebre el sábado, en lugar del domingo, como son todas las demás y como será esta a partir de ahora. Si tenía algo de romántico era por la pista, por aquel trazado largo y rapidísimo, de chicanes imposibles. Desde que acortaron el circuito y acometieron la última modificación, en 2010, para hacerla más segura, ya nunca fue lo mismo."Este circuito era más mágico hasta el 2005, de los de la vieja escuela", se lamenta Rossi.

Aquella nota y aquellas explicaciones llegaron, además, solo dos días después de que Edu Perales, coordinador del equipo SAG Racing Team, asegurara a este diario el sábado que, una vez revisada la telemetría, el equipo había observado que Salom había llegado a la curva 12, lugar del choque, a muchísima velocidad y que la presión efectuada en la frenada era “como unos ocho bares mayor de lo normal, lo que provocó una reacción inmediata sobre la horquilla delantera”.

Aquel mismo sábado, el propio Ezpeleta reclamaba más información al equipo al comprobar, sobre la zona, detalles que le inquietaron: “Salom estaba totalmente fuera de la trazada, algo pasó. Estuvimos en la zona del accidente, está la marca del neumático y se ve claramente que no estaba en la línea; no estaba tomando la curva. Algo ocurrió; por eso queremos que se estudien bien los datos de la moto”, decía.

Las culpas, al circuito

 Dos días después, el equipo para el que corría Salom emitió un comunicado, por su cuenta y riesgo, que no tuvo (ni tiene) la aprobación de Dorna. En él se responsabiliza al circuito y se exime al equipo de toda culpa. “Luis llegó a la referencia de frenada 6 km/h más lento que en su vuelta rápida, (…) frenó nueve metros más tarde para mantener una correcta velocidad de paso por curva”, decía la nota. Y seguía: “En la entrada de esta curva existe una irregularidad en el asfalto”, un bache, que según el relato, Salom tomó con el freno accionado, lo que estresó el neumático delantero y provocó una pérdida de agarre que derivó en la fatal caída.

Más información

Se esperaba que los responsables de esa investigación oficial ofrecieran alguna explicación válida ayer jueves, cuando arrancó la actividad en el Gran Premio de los Países Bajos, pero no fue así. Por el momento, solo se sabe que en la Comisión de Seguridad de hoy, en la que se busca mejorar la seguridad en los circuitos, se abordarán especialmente los cambios que se estiman necesarios para hacer de Montmeló un circuito más seguro. Y esta vez sí asistirán pilotos como Jorge Lorenzo o Valentino Rossi, que no asistieron a la del último gran premio, cuando se decidió modificar el trazado y recuperar las chicanes de Fórmula 1 provisionalmente como medida de urgencia.

Entre todos buscarán hoy la manera de conservar el dibujo de la pista de motos pero mejorar las escapatorias de las curvas más conflictivas y peligrosas: la nueve o la 13, por ejemplo, lo que no es fácil, pues se trata de un trazado muy estrecho. Además, Lorenzo, entre otros, aboga por cambiar el asfalto por gravilla en la curva 12 en la que pereció Salom. Rossi cree que “solo con eso no será suficiente”. Les queda mucho trabajo por hacer.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50