Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado del Estado equipara a Messi con un “capo criminal”

La única parte que acusa al futbolista da "credibilidad cero" a su declaración

Caso Messi.  Messi y su padre, el jueves en el banquillo.

La Abogacía del Estado, la única acusación que pide cárcel para Leo Messi, ha arremetido este viernes con dureza contra el jugador. No solo cree que conocía el fraude fiscal del que se benefició. Le ha equiparado, incluso, con el “capo” de una “estructura criminal”, en el sentido de que no conoce los detalles pero sí “el resultado final”: pagar menos impuestos. Mario Maza, que en la última jornada del juicio se ha confesado “aficionado del Barça”, otorga “credibilidad cero” a la declaración de Leo Messi, que atribuyó a su padre, Jorge Horacio, y a los asesores de la familia la gestión de sus asuntos financieros.

“El gerifalte no se entera de los avatares. Leo Messi no va a reunirse con los abogados porque tiene que estar concentrado para rendir al máximo nivel. Por eso se le paga y por eso tiene tan contentos a los aficionados del FC Barcelona, entre ellos yo”, ha dicho Maza en un informe extenso y agrio, en el que ha ratificado la pena solicitada para padre e hijo: 22 meses y 15 días de cárcel por defraudar 4,1 millones de euros ocultando los ingresos millonarios que obtenía el jugador con la explotación comercial de sus derechos de imagen.

El abogado cree que los argumentos de Leo y Jorge Horacio no son creíbles: “Puede que sean profanos en materia tributaria y que no sean capaces de constituir una sociedad, pero sí son capaces de entender lo que es pagar impuestos (…) Esto lo entiende hasta un niño de diez años. Y esto Messi lo tendría que entender sin ningún problema”. Admite que los asesores crearon la “compleja” estructura de empresas en paraísos fiscales, pero que los Messi eran conscientes de que servía para eludir el pago de impuestos.

“La intervención de Leo Messi no tiene dudas”, ha insistido. El abogado del Estado ha recordado que, al cumplir 18 años, el futbolista argentino ratificó el contrato por el que cedía sus derechos de imagen por apenas 50.000 euros. “Nos dijo que no firmaba, que ni se lo leía. No me lo creo, más aún cuando fue a un notario (…) Además, le hacen ratificar un contrato en el que cede sus derechos por solo 50.000 dólares para todo el mundo… ¿y no formula objeción alguna?”

En un discurso muy duro, el abogado del Estado ha lamentado que los acusados no respondieran a sus preguntas –“hice el esfuerzo de usar un lenguaje sencillo”, ha dicho- y ha recordado que el jugador obtuvo un “importante beneficio” con las empresas en Uruguay y Belice, ya que “tendría que haber pagado la mitad de lo que ganaba en derechos de imagen en España”. Pese a que padre e hijo insistieron en que el jugador no sabía nada de impuestos, la declaración de Jorge Horacio Messi es “ilustrativa” de que Leo sí estaba informado. “Dijo que en un momento dado charló con su hijo sobre la conveniencia de que les asesorara alguien legal”. “Que nunca hayan vuelto a hablar del tema para mí tiene credibilidad cero. Aunque se desinteresara de esas cuestiones, que también lo pongo en duda, algo preguntaría”.

En su informe final, en cambio, la fiscal del caso Messi ha subrayado que solo el padre del jugador debe responder penalmente por el fraude. “El fraude se ejecuta porque hay una decisión del padre de Messi, que viene a ser su alter ego en la gestión económica”, ha explicado Raquel Amado en su exposición, en la que ha cargado contra las defensas del jugador por utilizar argumentos suyos para intentar exculpar a ambos.

Jorge Horacio Messi expuso, el jueves, que ignoraba que las empresas creadas en el extranjero sirvieran para eludir el pago de impuestos. La fiscal ha replicado hoy esa tesis exculpatoria: “No hay duda de que la simulación se llevó a cabo para defraudar (…) Belice y Uruguay garantizaban la opacidad” de quién iba a ser el beneficiario de los ingresos por explotación de los derechos de imagen. Entre 2007 y 2009, Messi ingresó 10,1 millones de euros, pero no ingresó un solo euro a la Hacienda española.

Amado ha lamentado que la defensa de Leo y su padre haya intentado “descargar la responsabilidad del fraude, que es evidente, en los abogados y asesores fiscales”. La fiscal ha reconocido que estos asesores (que declararon como testigos pero no están acusados) tuvieron su papel en la creación de las estructuras en el extranjero. Y que tal vez, en el juicio, “no estén todos los que deban estar”. Pero ha insistido en que fue el padre de Messi quien decidió pagar menos impuestos y “compró la moto” a sus asesores. La fiscalía pide que Jorge Horacio sea condenado a un año y medio de cárcel y solicita la absolución del jugador.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información