Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla no deja marcharse a Monchi

El director deportivo acata la decisión de la entidad, que impuso el valor de un contrato que penalizaba su adiós con cinco millones de euros

Monchi, con la quinta Liga Europa del Sevilla.
Monchi, con la quinta Liga Europa del Sevilla. EFE

Impactados por la noticia de su adiós, los dirigentes del Sevilla, con el presidente José Castro a la cabeza, intentaron este martes que Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, diera marcha atrás a su decisión de abandonar la entidad andaluza. Lo lograron después de una jornada de continuas reuniones, en las que el director deportivo se mantuvo firme hasta que el Sevilla se puso también muy serio. En el club no sentaron nada bien las formas y las prisas de Monchi por abandonar la entidad, presuntamente por cuestiones personales.

Un comunicado del Sevilla dio algo de luz a una jornada frenética. “El Sevilla, tras analizar en las últimas horas la petición presentada por su director general deportivo, Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi,para resolver su contrato con el club, ha decidido requerir el cumplimiento del contrato firmado el verano pasado y que vincula al técnico de San Fernando a la entidad hasta el 30 de junio de 2020, por lo que Monchi se mantendrá en su actual cargo”, informó el Sevilla.

El club andaluz, ante la proposición de Monchi, que no aclaró las razones de su adiós, se puso firme. En concreto, se le reclamó la cláusula de cinco millones por la que el hasta ahora director deportivo puede romper de forma unilateral el contrato que le une con el Sevilla hasta 2020. “Monchi ha aceptado la decisión del club y le ha comunicado su compromiso de seguir trabajando con la misma dedicación y profesionalidad que siempre le ha caracterizado en beneficio de la entidad”, añadía el comunicado del club andaluz.

Visitas y despedidas

Monchi visitó en varias ocasiones el Ramón Sánchez Pizjuán. Por la mañana estuvo despidiéndose de su equipo de colaboradores, a los que reiteró sus razones personales para abandonar el cargo. Posteriormente, mantuvo varias reuniones con el director general del club, José María Cruz, quien en todo momento se remitió al contrato para mantener a Monchi en su puesto. Si el gaditano quería marcharse, tenía que abonar cinco millones de euros.

Monchi acabó aceptando la negativa del Sevilla a su marcha. El club zanjó la cuestión con el comunicado y el alto ejecutivo seguirá trabajando en el Sevilla.

A lo largo de todo el día, se especuló con la existencia de varias ofertas millonarias, entre ellas una del Manchester United y otra del Everton. Monchi volverá a la planificación del Sevilla en su segunda temporada seguida en la Liga de Campeones después de ganar por tercera vez consecutiva la Liga Europa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información