Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Selecciona etapa

Francia desplegará al menos 23.000 agentes para garantizar la seguridad del Tour 2016

Las unidades antiterroristas participarán por primera vez en el dispositivo de la carrera, que empieza el 2 de julio y coincide con la Eurocopa

Tour de Francia
Un gendarme al paso del pelotón entre Rodez y Mende en el Tour 2015. AFP

El ministro del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve, ha anunciado que al menos 23.000 gendarmes y policías garantizarán la seguridad de la próxima edición del Tour, donde por primera vez se contará también con la participación del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN), la unidad antiterrorista.

Cazeneuve indicó en la presentación de ese dispositivo que la vuelta ciclista se desarrollará con unas "condiciones de vigilancia particular" porque el país está ante un riesgo terrorista "muy alto". El ministro apuntó que habrá una escolta de 50 motociclistas de la Guardia Republicana y que se está evaluando si a los 23.000 agentes previstos se deben añadir más en determinados puntos del recorrido, que atraviesa 3.500 kilómetros y se celebrará entre los próximos 2 y 24 de julio.

Los ciclistas se beneficiarán del acompañamiento de "12 policías permanentes" y junto a las fuerzas de seguridad interior, "todos los actores de la seguridad civil serán movilizados" para "asegurar de manera óptima la seguridad de los corredores y del público, sin alterar su dimensión festiva". Cazeneuve se refirió al Tour como un "patrimonio nacional", que desde 1903 es "el primer espectáculo popular gratuito" para franceses y turistas, y que alcanza cada año a aproximadamente "10 o 12 millones de espectadores".

El Parlamento francés decidió el pasado 19 de mayo prolongar el estado de emergencia decretado tras los atentados yihadistas de mediados de noviembre dos meses adicionales, hasta finales de julio, para disponer de los medios necesarios para garantizar precisamente la seguridad en la Eurocopa (del 10 de junio al 10 de julio) y el Tour. La presentación de hoy contó con la asistencia del director de la carrera ciclista, Christian Prudhomme, quien aseguró que "la seguridad es la prioridad" para esta vuelta, pues constituye el "tercer evento deportivo más grande del mundo, después del Mundial de fútbol y de los Juegos Olímpicos".

El ministro precisó que este año habrá una coordinación especial con la policía suiza y española, dado que el Tour pasará por esos países. El comisario de la Policía Autonómica de Cataluña, Ferrán López, también presente en la rueda de prensa, explicó que unos 400 o 500 policías españoles se encargarán de "asegurar la etapa del 10 de julio", que parte de Viella, en el Valle de Arán, y llega a Andorra.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información