BALONCESTO Barcelona 89 - Laboral Kutxa 68

Satoransky endereza al Barça tras el batacazo europeo

Los azulgrana se oxigenan y desmadejan a un Baskonia mermado y desacertado

Sartoransky y Adams.
Sartoransky y Adams.Alejandro García / EFE

El Barcelona recuperó el partido aplazado de la 28ª jornada ante el Baskonia y recuperó también su decaído ánimo tras el varapalo por su eliminación de la Euroliga y su infame último cuarto ante el Lokomotiv. El Baskonia, el único representante español en la final four de Berlín del 13 al 15 de mayo, compareció con muchas bajas y varios jugadores de los que estuvieron en la cancha con problemas físicos. Ni siquiera eso explica su horrible primer cuarto, en el que emuló el último del Barcelona en Krasnodar.

BARCELONA, 89; LABORAL KUTXA, 68

Barcelona: Satoransky (16), Navarro (8), Abrines (10), Doellman (9), Tomic (11) –equipo inicial-; Pau Ribas (5), Lawal (7), Vezenkov (0), Samuels (14), Oleson (3), Arroyo (2) y Perperoglou (4).

Laboral Kutxa: Adams (13), Hanga (2), Bertans (6), Tillie (6), Planinic (0) –equipo inicial-; James (13), Bourousis (18), Ilimane Diop (10) y Corbacho (0).

Parciales: 17-6, 20-24, 27-20 y 25-18.

Árbitros: Pérez, Cortés y Fernández.

Palau Blaugrana. 4.063 espectadores. Partido aplazado de la 28ª jornada de la Liga Endesa. El Barcelona es líder con 26 victorias. El Valencia es segundo, con 25; el Madrid, tercero con 24 y el Baskonia, cuarto, con 20.

El equipo de Vitoria anotó seis puntos, dos tiros de dos y dos tiros libres, y falló 18 de los 20 lanzamientos que ejecutó. El Barcelona, con un entusiasta y acertado Satoransky, lo aprovechó para poner tierra de por medio. Llegó a dominar por 17 puntos (25-8). Hanga tuvo que retirarse con un golpe en un costado y mermó todavía más las fuerzas de su equipo, privado de Shengelia, Causeur y Blazic.

Tres triples de Bertans y el acierto de sus pívots, Diop y Tillie, limaron la diferencia cuando llegaba el descanso (37-30). Pero Diop cometió su cuarta falta muy pronto, Adams y Bourousis no se pusieron a tono hasta el final y nadie pudo con Satoransky. El base checo fue, de largo, el mejor del partido.

El Barcelona volvió a abrir una ventaja kilométrica (55-36). Mike James era el único que mantenía mínimamente el ataque del Baskonia. En cambio, a Satoransky le acompañaron Navarro y Tomic. No le complementó como era de esperar Arroyo, que apenas dispuso de unos minutos en los que evidenció que no atraviesa por su mejor estado de forma. Pau Ribas jugó durante el último tramo del partido en la posición de base.

Diop, pese a que se cargó de faltas muy rápido, causó una buena impresión en el Palau. Bourousis acabó entonándose en la segunda parte. Pero el Baskonia no inquietó en ningún momento al Barcelona, que alcanzó su máxima diferencia cerca del final (86-65).

El equipo azulgrana se reafirma como líder, con 26 victorias, una más que el Valencia, dos más que el Real Madrid y seis más que el Baskonia, cuarto clasificado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50