Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “La vida es esto: levantarse, insistir y competir”

El Cholo se muestra orgulloso de los valores que transmite su equipo y pone a Lucas como ejemplo

Bongarts/Getty Alex G.Simeone reclama el apoyo de la afición atlética.

Tardó en salir, como es habitual, seguramente porque mantuvo una larga charla con sus jugadores en el vestuario. Mientras se descargaba con ellos, junto a la sala de prensa del Calderón se escuchaban voces. Varias personas discutían dentro de un callejón que bordea todo el recinto de prensa y desemboca en la parte trasera, más cerca del vestuario. “Que sí míster, que fue así. Se lo digo yo”, se escuchó, sin llegar a advertir acento ninguno que diera pistas sobre su procedencia. Que no era argentino estaba claro, porque a Simeone se le caen las palabras que arrastra de su Rosario natal hasta el Calderón.

No me quedo solo con el pase a semifinales, lo que ha ocurrido hoy es más importante que eso. Hablo de valores de los que hoy en día cada vez hay menos en la sociedad”, comenzó el argentino. “En nosotros hay todo un grupo de gente, dirigentes, utileros, futbolistas e hinchas que están encolumnados en una línea. Podremos ganar o perder, pero creemos en los valores que tiene la vida y en que los podemos volcar en el juego. Hemos ganado un partido tremendamente difícil y ha sido muy lindo”, continuó Simeone. “Estoy orgulloso de habernos encontrado con un grupo de pibes fantásticos que responden a lo que tienen en la vida: el respeto, el no dejar de intentarlo, la perseverancia en las dificultades, levantarse, insistir, competir... Antes de salir al campo les dije: 'Ustedes tienen grandes valores como personas así que transmítanlos al juego y este se lo va a pagar”, añadió.

Rara vez suele personalizar el técnico del Atlético en alguno de sus jugadores, pero esta vez quiso premiar a un secundario durante gran parte de la temporada y que una combinación de lesiones le llevaron a jugar los 180 minutos de la eliminatoria ante el Barcelona. “Me pone muy contento el trabajo de Lucas. Insistí mucho para que se quedase y lo hizo y nos dio mucha fortaleza. Empezó a creer en él desde el trabajo, y el trabajo paga”, aseguró. “Soy un jugador que tiene mucha tranquilidad dentro de mí mismo. He seguido trabajando cuando no tenía minutos y el trabajo ha pagado”, se sumó el futbolista francés utilizando las mismas palabras de su entrenador.

Acabado el partido los futbolistas se abrazaron en el área de Oblak y agradecieron la entrega de un Calderón que no cabía en sí de gozo. Griezmann, Koke, Saúl y Gabi recorrieron todo el campo aplaudiendo, como toreros sin capote. “Hemos estado muy fuertes atrás. Estoy muy orgulloso del equipo. Vamos partido a partido, ya veremos si ganamos la Champions", dijo el bigoleador francés. Sobre una de las acciones más polémicas del partido, Gabi, protagonista central de una mano en los últimos minutos, se sinceró en un ejercicio sorprendente. “Es mano, y sobre la raya; no sé si eso es dentro o fuera”, dijo el centrocampista. “Los árbitros unas veces nos dan y otras nos quitan. El equipo ha hecho un esfuerzo tremendo, jugando muy bien a la contra, hemos tenido ocasiones. Nos clasificamos justamente”, completó el capitán.

"El equipo ha hecho un esfuerzo tremendo, jugando muy bien a la contra, hemos tenido ocasiones. Nos clasificamos justamente"

Gabi, capitán del Atlético

Cuestionado Simeone por si este Atlético supera al de hace dos temporadas, cuando también eliminó al Barcelona en los cuartos, el argentino recurrió a una de las frases más inapelables que se le recuerdan. “Lo equipos que salen campeón son mejores a los otros y hasta ahora aquel Atlético sigue siendo mejor que el de ahora. Pero hay que esperar, este equipo tiene que seguir mejorando”, aseguró el argentino, al que no se le escapan perlas gratuitas. Sin embargo, su momento más sentimental tuvo que ver cuando recordó el paseo de su equipo en autobús hasta el estadio antes del partido. “Cuando veníamos en el autobús había un montón de pibes que estaban contentos alentándonos porque ellos creen, ellos creen. Más allá de que la eliminatoria fue apretada, hacía siete partidos que nos solían recordar que no ganábamos y alguna vez toca”, bromeó el argentino. Y como llegó, risueño se fue. No sin antes decir que ahora solo piensa en el Granada, ni sorteo de semifinales ni nada. “Ya me van conociendo”, soltó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información