Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Australia, nueva victoria de Mario Mola en el Mundial

Terminó segundo el talaverano Fernando Alarza, el tercer hombre del triatlón español, quien también aspira a medalla en Río

Mola, a la izquierda, y Alarza, celebran su éxito al final de la carrera de Gold Coast.
Mola, a la izquierda, y Alarza, celebran su éxito al final de la carrera de Gold Coast.

En Pontevedra, Javier Gómez Noya, se entrena duro; en Australia, los que le acompañarán en Río, y pelearán con él, triunfan. Así de bien marcha el triatlón español a cuatro meses de los Juegos Olímpicos. Un mes después de Abu Dabi, Mario Mola ganó también la segunda prueba del Mundial, en Gold Coast, y con él, en el podio, segundo clasificado, estaba Fernando Alarza, que proclamó su rango de tercer hombre del triatlón español y reclamó, con hechos, su inclusión definitiva en el equipo olímpico. Por detrás se quedó una de las figuras mundiales, el medallista de bronce en Londres Jonnie Brownlee; perdido más atrás, el 35º, su hermano, Alistair, el campeón olímpico de Hyde Park, tras un loco intento de fuga en solitario con su bicicleta. El cuarto español, el canario Chente Hernández, terminó séptimo. Mola y Alarza, cuarto en Abu Dabi, lideran el Mundial destacados.

Como es habitual, el balear Mola, atleta antes que triatleta, forjó su victoria en la carrera a pie (un 10.000 en 30m 47s), en la que, bajo el sofocante y húmedo calor australiano, destrozó al mayor de los Brownlee, que había intentado seguir su ritmo. Antes, Mola, había hecho una más que decente natación, lo que le permitió integrarse en el pelotón principal del ciclismo, donde menos fuerzas podía derrochar.

La progresión irresistible de Alarza, de 25 años y campeón del mundo júnior y subcampeón sub23, prosigue en el ciclo olímpico brasileño, en el que se entrena con Omar González, quien comenzó en la elite con Iván Raña antes de hacerse cargo de Gómez Noya camino de Londres. Bajo la dirección del técnico gallego ha logrado asentarse en la elite, con actuaciones a la altura de sus ambiciones. El de Gold Coast es su segundo podio en una prueba Mundial, tras el de Londres del año pasado, tras Alistair Brownlee entonces. El triatleta de Talavera de la Reina (Toledo) declaraba hace no mucho que no solo aspiraba a participar en Río sino que una vez allí lucharía por subir al podio. Allí sus rivales serán no solo los españoles –Noya, cinco veces campeón del mundo y plata en Londres 2012, y Mola, subcampeón mundial los dos últimos años--,  próxima prueba del Mundial, sino los hermanos Brownlee, el francés Vincent Luis, el sudafricano Richard Murray… En la próxima prueba del Mundial, en Ciudad del Cabo, el domingo 24, podrá volver a medirse con ello, con todos salvo con Gómez Noya, quien, en Pontevedra, sigue preparándose con una sola idea en su cabeza, un solo objetivo, el oro de Río.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.