Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio Rodríguez: “Ganar te da fuerza para seguir ganando”

El base del Real Madrid, clave en las dos últimas finales de Copa, repasa la temporada de los blancos y la trayectoria en la era Laso

Sergio Rodríguez posa para la entrevista.

Descifra el tiempo y el espacio con tiento de metrónomo y alma de ilusionista. Vive el baloncesto como si le fueran los sueños en ello. Mitiga el desarraigo isleño botando el balón con reminiscencia infantil. Solemniza el juego reivindicando su esencia recreativa. Sergio Rodríguez (Tenerife, 29 años) selecciona los instantes y ejecuta por instinto. Así encontró a Llull en un rincón del Martín Carpena de Málaga en 2014 para inventarse la asistencia que se convirtió en el tiro de gracia. Así se coló por una rendija del Gran Canaria Arena el año pasado para resolver la final con una inopinada bandeja con la mano izquierda. Así colecciona ya tres Copa en los últimos cuatro años y 10 títulos en la era Laso. El Madrid llega a Coruña magullado por el calendario, pero fortalecido por conocer el camino.

Pregunta. ¿Cómo está el equipo?

Respuesta. Está siendo una temporada complicada. La mayoría de los jugadores llevamos mucho tiempo compitiendo con mucha presión y sin parar. Esta tensión se vive en el Madrid, donde estamos peleando siempre por todos los títulos, y en la selección donde este verano vivimos un desgaste muy grande que acabó con un oro, pero se nota durante el año. Además, esta Liga es más competitiva. Ya no está solo el Barcelona…El Valencia y el Baskonia están a un grandísimo nivel.

P. El 20 de septiembre estaban colgándose el oro en el Eurobasket y dos días después cogieron un vuelo de 11 horas a São Paulo para iniciar la temporada con la disputa de la Intercontinental. ¿De dónde se sacan fuerzas físicas y mentales?

R. En mi caso, en la pasión por el baloncesto. Me gusta mucho y disfruto en cada entrenamiento, cada rato con el balón, en la convivencia con mis compañeros. Aún así es mucha carga. Cuando jugamos la Euroliga el viernes por la noche en el Palacio y luego volvemos a jugar el domingo por la mañana parece que estamos en un bucle. Hay que intentar evadirse para escapar de lo mismo.

P. ¿Cómo se queda el cuerpo después de ganarlo todo la temporada pasada?

R. Es una grandísima satisfacción. Un momento de relax por conseguirlo todo y poner en valor el trabajo que hay detrás de esos títulos. Pero a la vez sabes que al año siguiente todo va a ser más complicado, porque es casi imposible repetirlo, porque todos quieren arrebatarte lo que has conseguido y porque la exigencia se multiplica.

Disfruto en cada entrenamiento, en cada rato que paso con el balón”

P. ¿Hay momento para paladear lo conseguido?

R. La carrera de un deportista no es muy larga y hay que aprovechar al máximo el tiempo que estás en activo y, sobre todo, el tiempo en el que se dan todas las condiciones para ganar títulos. La base de este equipo ha pasado años muy difíciles en los que no ganábamos y sabemos lo duro que es eso. Ahora queremos aprovechar el momento en el que estamos y la edad que tenemos para conseguir lo máximo. Cuando nos retiremos lo valoraremos al máximo y nos pararemos a ver lo que hemos hecho.

P. ¿Cuál es la clave para ganar?

R. El trabajo y la confianza de todos y entre todos. Con el entrenador, con el cuerpo técnico, con el reto de los compañeros. Esa es la clave para alcanzar el éxito. Después, una vez conseguido, ganar te da mucha fuerza para seguir ganando. Cuando hay algún momento de bajón solo hay que mirar los pósters de los títulos. Eso te da la dimensión de lo que cuesta y de lo que vale. La memoria de lo conseguido te enseña el camino a seguir.

P. Han perdido más partidos de los que acostumbran (14), pero solo han perdido la Supercopa.

R. La Supercopa nos llegó casi sin respiro tras la Intercontinental, era un momento delicado. Después han sido meses frenéticos y llenos de lesiones. En el primer grupo de la Euroliga lo pasamos muy mal, pero ya está. Se quedó ahí. En el top 16 nos hubiera gustado haber ganado algún partido más, pero estamos bien en un grupo complicadísimo. En la Liga creo que llevamos el mismo balance que hace un año lo único que hay equipos delante. Pero estamos en el buen camino y noto que vamos hacia arriba. Los entrenamientos son cada vez mejores, hemos reforzado bien la plantilla y cuando recuperemos a todos los lesionados y realmente nos juguemos a vida o muerte los partidos vamos a responder. Hay que empezar en la Copa.

Sergio Rodríguez, durante la entrevista. Vídeo: ANTONIO NIETO y PAULA CASADO.

P. ¿El año pasado descifraron los tiempos de la competición?

R. Eso siempre es complicado y más con la gran cantidad de lesiones que hemos tenido. Para cuadrar esos tiempos hay que prepararse y también tener suerte. Es cierto que después de haber ganado todo hay mucha confianza en el grupo y lo hemos demostrado este año solventando partidos clave como los de Fernerbahçe en casa o Múnich y Khimki fuera. Competimos muy bien y ganamos. Pero también ha habido otros en los que también lo hicimos y perdimos, como el del Barça en la Euroliga. No es matemático aunque sabemos que, cuando realmente importa, el equipo responde. Esa confianza nos la hemos ganado y la hemos construido a lo largo de estos años.

P. Llegan a la Copa tras haber perdido en casa con Valencia, Barcelona y Baskonia, que son los otros tres favoritos, y con el Fuenlabrada fuera ¿Eso condiciona a la hora de volver a encontrarse?

R. No. No importa lo que haya pasado antes. Otros años hemos llegado en la situación totalmente contraria y da un poco igual. Más que esas referencias, lo que cuenta es la experiencia y en eso estamos muy bien. Ahora hay que volver a demostrar, como hemos hecho en los últimos años, que sabemos manejarnos en las situaciones duras.

P. Ese “estar bien cuando hay que estar”, ¿cómo se hace en la práctica? ¿Hay una conjura de vestuario?

R. No hace falta. Sabemos cuando toca. Nuestro éxito ha llegado por haber mantenido una base de jugadores que hemos vivido momentos muy diferentes a los de ahora. Cuando las cosas no salían. Sabemos lo que cuesta ganar y lo que duele perder y eso es clave para afrontar competiciones como la Copa. La verdadera conjura es que todos tenemos claro lo que hay que hacer. Sabemos lo jodido que es perder y no queremos volver a pasarlo.

P. En la era Laso han ganado 10 títulos y entre ellos tres Copas en cuatro años. ¿La primera, el primero de esos títulos, ante el Barça en el Sant Jordi en 2012 fue clave?

Sergio Rodríguez, tras la entrevista.
Sergio Rodríguez, tras la entrevista.

R. Fue muy importante. Estábamos en un camino de depuración para ser mejores y cuando ganamos la Copa despegamos. Acabamos muy bien aquella temporada y, aunque no pudimos ganar la Liga, fue un punto de inflexión para volver a estar siempre arriba y para el devenir del proyecto.

P. ¿Cómo ha sido esa evolución a lo largo de los cinco años con Laso?

R. Construimos la confianza para ser campeones poco a poco. A base de trabajo, constancia y buen hacer en el día a día. Con tranquilidad. Esa es la mayor virtud de Pablo: darnos confianza individualmente y como colectivo. El mérito no son solo los títulos sino haber empezado a llegar a las finales a las que durante muchos años no se llegó y competir siempre.

P. Felipe y Llull llevan 12 y 10 años en el equipo; El Chacho, seis; Rudy y Carroll, cinco… ¿Es un proceso de madurez individual y colectiva?

R. Es cierto. La base del equipo es la misma desde hace muchos años y ha coincidido la evolución en edad y en madurez de todos. Todos sentimos que hemos crecido a la vez que crecía el equipo. Ha pasado mucha gente por aquí que ha ayudado a que el proyecto crezca, pero mantener una base y una idea ha sido la clave para mantener la regularidad en el éxito.

P. ¿Qué porcentaje de este Madrid son su pareja de bases, su conexión con Llull? Son la pareja que más asiste y la segunda más anotadora de la Liga.

R. Tenemos compañeros muy buenos. Lo cierto es que tanto Sergio como yo disfrutamos mucho jugando al baloncesto y siempre tenemos la predisposición para trabajar y mejorar. Hemos coincidido en categorías inferiores, llevamos mucho juntos y la cohesión siempre da resultados.

P. ¿Se puede seguir mejorando siempre?

R. Cada día se aprende. Con el tiempo aprendes a que hay que tomarse todo con muchísima atención. Nos examinamos en cada partido y en el momento en el que pienses que ya lo has conseguido todo pierdes la línea y la confianza. Lo importante es ser regular y constante, para tener el cuerpo en las mejores condiciones siempre.

La mayor virtud de Pablo Laso es darnos confianza, individual y colectivamente”

P. ¿Y además del cuerpo, qué papel juega la mente?

R. Puede resultar contradictorio, pero yo me evado de la rutina de la competición estableciendo rutinas. Entrenar, las sesiones de tiro, trabajar en el gimnasio y con los fisios, preocuparme de las comidas. Es importante saber cuándo necesitas evadirte y cuando tienes que prestar mucha atención. A mí las rutinas me ayudan a concentrarme y a estar mentalizado.

P. Ya no pueden igualar una temporada histórica como la última ¿Qué sería hacer un buen año?

R. El éxito será llegar a nuestro tope. No sé cual será ese tope ni si habrá alguien mejor que nosotros. Pero si lo damos todo y nos preparamos al máximo seguro que llega la recompensa. Los primeros años nos quedamos a las puertas de ganar cosas, pero el trabajo estaba bien hecho y eso a la larga siempre da resultados.

P. ¿Tuvieron sensación de justicia poética al ganarlo todo?

R. Sí. Dicen que la suerte hay que buscarla y trabajar mucho para encontrarla, y nosotros hemos luchado mucho.

P. ¿Interiorizan la sensación de haber hecho historia o el jugador no alcanza a tener esa perspectiva hasta que se retira?

R. Lo valoramos mucho y lo piensas, pero no nos paramos mucho porque queremos seguir haciendo historia para retirarnos con la sensación de que hicimos bien las cosas y no desperdiciamos el tiempo. Ha sido duro aprender a ganar y ahora queremos seguir haciéndolo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información