Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado a tiros el jugador de Honduras Arnold Peralta

El defensa del Olimpia ha muerto en el estacionamiento de un centro comercial

El jugador de la selección hondureña Arnold Peralta.

El asesinato a tiros del defensa del Olimpia y la selección nacional hondureña Arnold Peralta, de 26 años, ha ocasionado gran pesar en esta convulsionada nación centroamericana, que junto a El Salvador y Guatemala conforman el llamado Triángulo del Norte de Centroamérica, una de las zonas más letales del mundo por sus altas tasas de homicidios.

Peralta fue asesinado el jueves a tiros en el estacionamiento de un centro comercial de su ciudad natal, La Ceiba. El exjugador del Rangers escocés fue supuestamente atacado por un hombre que le disparó en la cabeza sin que hasta el momento las autoridades hayan determinado el móvil del crimen. Ayer, el dolor embargó a sus familiares y amigos, así como a los compañeros de equipo.

Peralta Sosa, de 26 años de edad, fue asesinado el jueves en el estacionamiento del centro comercial Uniplaza, frente al Hospital Vicente D’Anthony. Supuestamente, un sujeto desconocido que se movía en motocicleta disparó contra el jugador. La Policía descartó que el móvil del crimen fuera robarle, dado que las propiedades del futbolista quedaron en la escena del homicidio, según explican los investigadores.

De La Ceiba a Glasgow

  • Nació el 29 de marzo de 1989 en La Ceiba (Honduras).
  • Debutó en el equipo de su ciudad, el Club Deportivo Vida, en 2008.
  • En el verano de 2013 ficha por el Glasgow Rangers, en la Segunda División escocesa.

  • Fue internacional en 19 ocasiones con Honduras.

  • Desde enero militaba en el Olimpia de Tegucigalpa.

El cuerpo del jugador de la selección nacional de Honduras quedó en el suelo, junto a su vehículo, una camioneta marca Porsche. Miembros de Medicina Forense brindaron el informe del reconocimiento del cadáver del jugador hondureño, que establece que “el jugador falleció por múltiples heridas de arma de fuego”. Es decir, en la escena del crimen quedaron varios casquillos de bala que fueron dirigidos a órganos vitales, rostro y tórax del jugador del Olimpia. De acuerdo a Medicina Forense, “la causa de la muerte se debe a un trauma craneal abierto por unos 18 orificios de entrada y salida”.

El jugador asesinado, uno de los más destacados de Honduras, comenzó su carrera deportiva en las ligas locales de La Ceiba y en 2009 disputó el Mundial Sub-20 que se celebró en Egipto. A los Rangers se unió en 2013 pero este año volvió a su país para firmar por el Olimpia, el equipo más exitoso de Honduras.

Peralta es la última víctima que se ha cobrado la violencia en Honduras, un país con una tasa de homicidios de más de 90 por cada 100.000 habitantes, cuando la Organización Mundial de la Salud indica que las tasas mayores a ocho homicidios por cada 100.000 habitantes implican los estados más graves.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >