Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi regresa al Camp Nou

El Barcelona recibe al Roma en un partido marcado por la posible alineación del tridente y las estrictas medidas de seguridad

Leo Messi Ampliar foto
Messi entra ayer al campo de entrenamiento. REUTERS

Messi vuelve hoy al Camp Nou, después de reaparecer el sábado en el Bernabéu, y puede que sea titular contra el Roma. El Barça aspira a sellar —le falta un punto— su clasificación para la ronda de octavos de la Champions. Y la hinchada se siente dichosa por el 0-4 de Madrid. Hay motivos deportivos suficientes para acudir al estadio (20.45 horas, TV-3 y Antena 3). La jornada, sin embargo, estará precedida por las insólitas y estrictas medidas de seguridad, siguiendo las directrices marcadas por los Mossos d’Esquadra, que blindarán el campo del Barcelona.

El estadio abrirá sus puertas tres horas antes, eso es, a las 17.45, y los controles de acceso a las gradas serán tan intensos que el club ha recomendado a los socios que en la medida de sus posibilidades lleguen lo antes posible para evitar colas de última hora. Los aficionados han sido advertidos de que no podrán entrar con mochilas, riñoneras o maletas. Igualmente los socios deberán asistir con el carnet y el abono de la temporada, identificándose además con el DNI.

Alves: “Cristiano es demasiado protagonista”

“Sigo viendo a Cristiano como un jugador con mucha calidad”, dijo Dani Alves sobre su compañero de baile en los clásicos. Sin embargo, allí no terminó su análisis. “Cristiano es demasiado personaje, demasiado protagonista. Y cuando eres demasiado protagonista, cuando se gane siempre se hablará de ti, pero cuando se pierde te lo tienes que comer”, completó el lateral.

El brasileño estaba encendido. Vetó las preguntas de los periodistas de Radio Marca y del diario As y arremetió contra sus detractores. “Me quedé en el Barça para el bien de muchos y para la tristeza de muchos más”, soltó el defensa, que el verano pasado renovó su contrato con el Barça. “Parecía que había una campaña para echarme de aquí. Cuando la gente compite conmigo normalmente pierde. Hay gente que no conoce mi historia, que busquen mi nombre en Google, que es más inteligente que muchos borregos que hacían campaña en mi contra”, se descargó.

Desde las ocho de la mañana, además, los aparcamientos abiertos al público no abonado quedarán cerrados y no se permitirá el estacionamiento en el perímetro del estadio. La tienda oficial del Barcelona y el Museo cerrarán sus puertas a partir de las dos de la tarde, un hecho inusual que los Mossos han considerado prioritario. Por ese mismo motivo, para facilitar los controles de seguridad, el partido de la UEFA Youth League que normalmente se juega por la tarde ha cambiado su hora a las 12.00 h.

Los asistentes al partido comprobarán de manera evidente un incremento sustancial de las dotaciones policiales, superior incluso al de los partidos considerados de alto riesgo, y la entidad barcelonista ha aumentado la contratación de los guardias de seguridad privados. La alarma terrorista que se vive en Europa ha obligado a triplicar la seguridad en el Camp Nou.

El Barcelona aspira a que la jornada europea discurra de la misma manera que la liguera del sábado en Chamartín. El protagonismo recayó en los futbolistas, especialmente en los medios y delanteros del Barça.

Luis Enrique podría alinear al tridente por primera vez desde el pasado 26 de septiembre cuando se lesionó Messi. No se descarta, sin embargo, que el técnico azulgrana pueda dar descanso a Neymar y/o Luis Suárez, protagonistas durante los dos meses de ausencia del 10. La única baja confirmada es la de Mascherano, que arrastra un fuerte golpe del encuentro del sábado contra el Madrid, y se supone que a la portería regresará Ter Stegen.

El elogio debilita

Los barcelonistas, que en la última jornada visitarán al Bayer Leverkusen, le tienen especial ganas al partido de hoy después del empate a uno en Roma. Un gol de Florenzi desde el medio del campo neutralizó la ventaja del Barcelona en un encuentro presidido además por la lesión de Rafinha después de una durísima entrada del centrocampista belga Nainggolan.

Rafinha, que será baja hasta el final de temporada, renovó ayer precisamente su contrato con el Barça hasta 2020. “El Barcelona es mi casa”, afirmó el jugador, cuya cláusula de rescisión contractual se situará en 75 millones de euros.

El Roma llega al Camp Nou rebajado ofensivamente por las bajas por lesión de Totti, Salah y Gervinho, mientras que De Rossi es duda. El plantel de Rudi García, que en la pasada jornada de Liga empató con el Bolonia (2-2) —ha encajado 25 tantos en 17 partidos—, es segundo de grupo y por tanto aspira a clasificarse también para octavos.

“El elogio debilita”, reiteró ayer Luis Enrique para intentar mantener la tensión competitiva del Barcelona, reforzado nada menos que con Messi: “Sólo hace falta cargar de minutos sus piernas, cargar las baterías”, añadió. “Y volver a disfrutar de Leo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información