Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aviso de tormento

Como cada lunes y jueves, Juanma López Iturriaga analiza la actualidad deportiva

Llull en en último partido del Madrid en la Euroliga.
Llull en en último partido del Madrid en la Euroliga. EFE

09/11 Lunes de sospecha

Hace unos meses, al hilo de los últimos acontecimientos ocurridos en el Real Madrid (temporada en blanco, despido de Ancelotti, desagradable salida de Casillas, fichaje de Benítez, etc) escribí que olfateaba la posibilidad de que un buen día en el Santiago Bernabéu se viviese una tormenta perfecta. El personal andaba ciertamente enfadado, unos por una cosa y otros por otra, y cuando el ambiente está así, solo falta una chispa para que se líe la mundial. Comenzó la temporada y sin llegar nunca a entusiasmar, los números iban cuadrando. La torpeza en el caso De Gea quedó sepultada por los milagros de Keylor Navas y el equipo lideraba liga y Champions. Pero aunque en algún momento he pensado que los peligros habían pasado, ha bastado una semana, dos malos partidos, para que vuelva a oler a gasolina. Para más inri, la semana que viene llega el Barcelona, lo que puede ser redención o condena.

A este crucial partido se presenta el Madrid a tres puntos de su rival (que lleva un mes sin Messi) con un entrenador contestado, la gran estrella Ronaldo emitiendo señales de todo tipo y ninguna ilusionante, Benzema enmarronado cada día más, Bale en eterna sospecha y la imagen bien fresca de los últimos diez minutos de ayer en Sevilla, donde los jugadores traicionaron una máxima innegociable en el madridismo: no rendirse nunca. Sumemos que la figura y decisiones presidenciales no gozan de total aceptación (siendo tibios) y se completará un cuadro que invita al mosqueo. Una derrota ante el Barça pondría a prueba la paciencia de una afición que entre sus muchas virtudes, no anda precisamente sobrada de esta en concreto. Veremos.

Mientras, los ecos del final del Mundial de Moto GP siguen resonando. Como no podía ser de otra forma, más que los hechos, son las nacionalidades lo que parecen marcar filias y fobias. Desde Italia se rasgan las vestiduras poniéndose al lado de la teoría conspiratoria esgrimida por su compatriota y aquí en España señalamos a Rossi como único culpable. Y cosa muy de estos tiempos, en lugar de ser el acusador el que deba presentar pruebas y datos que soporten su denuncia, es el acusado el que debe demostrar su inocencia. En fin….

10/11 Martes de derecho de admisión

La Euroliga de baloncesto ha presentado sus planes a partir de la temporada próxima. 16 equipos jugando una liga a ida y vuelta, más playoffs de cuartos y Final Four. De los 16, 11 tienen plaza segura lo que limita al máximo las posibilidades de entrar a aquellos que no tienen la licencia A. En el caso de España, estando ya Real Madrid, Barça y Laboral Kutxa, casi se cierra la puerta para el resto. El acuerdo llega cuando la FIBA parecía dispuesta a hacer una enmienda a la totalidad para crear una Champions League. Pero poderoso caballero es don dinero, y lo que pensaba hacer la FIBA, poner una millonada encima de la mesa, lo ha hecho antes IMG, que según cuentan, ha ofrecido entre 35 y casi 50 millones de euros por equipo/año. Que es una pasta, más en un deporte al que le cuesta tanto generar recursos de calado, empezando por unos derechos de televisión hasta ahora vendidos a precios discretos.

El paso dado aumenta la dificultad de convivencia entre las competiciones europeas y domésticas, opta por el modelo cuasicerrado antes que otro más basado en merecimientos deportivos y acrecentará las ya visibles diferencias de potencial económico entre los que estén y los que se quedan fuera, que incidirá en las ligas nacionales. Las reacciones, pues dependiendo de la orilla donde esté cada uno. Los tres con pasaporte en regla defienden el paso adelante, el resto poner a parir la medida, empezando por Pedro Martínez, técnico del Valencia que no se ha cortado un pelo al decir que "La Euroliga ha montado un corralito, que es una mierda". Difícil conjunción tienen los intereses de unos y otros, pero a priori es la Euroliga la que parece tener la sartén por el mango, pues hace y deshace, cambia y vuelve a cambiar, sin importarle en exceso las consecuencias fuera de su universo.

11/11 Miércoles de sospechas fundadas

“Miembros del FSB (la policía secreta rusa, heredera de la antigua KGB en 1991) “vigilaron, intimidaron, acosaron y amenazaron” a los responsables del laboratorio antidopaje que analizó las muestras de los deportistas participantes en los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi 2014 así como a los directivos del laboratorio de Moscú, el principal de Rusia”. De esta escalofriante forma comienza el artículo de Carlos Arribas sobre el nuevo escándalo que sacude al deporte, en este caso al atletismo. Casi 1.500 muestras sospechosas destruidas, supuestas implicaciones de altos dirigentes tanto deportivos como políticos, doping de Estado, posibilidad de que Rusia sea expulsada de las competiciones, vamos, lo que se dice un merdé en toda regla.

Evidentemente, desde el país dirigido por el machote Putin se pone el grito en el cielo, aunque viendo la secuencia….. En los Juegos de Londres 2012 Rusia ganó 15 medallas en atletismo, otras tantas en el Mundial 2013 en Moscú y ¡casualidades de la vida! en el de 2015, con la investigación de la agencia antidopaje en marcha y suspendidos 217 atletas, Rusia se quedó en cuatro medallas en Pekín. Pues eso, blanco y en botella. La verdad es que este año vamos bien servidos de estos asuntos, que ponen en duda demasiadas cosas y confirman que la charcutería en sus diversas variedades, vive momentos gloriosos. ¿O será que donde hay ser humano con poder, tiempo e impunidad, termina montando un chiringuito?

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.