Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Asalto’ en casa de los Márquez

Periodistas italianos de un programa de Mediaset intentan entrar en casa del campeón del mundo. Los Mossos acudieron e identificaron a los agresores

Corti y Onnis, con su equipo, supuestamente roto.
Corti y Onnis, con su equipo, supuestamente roto.

Dos periodistas italianos del programa Le Iene (las hienas), de la televisión italiana Mediaset, Stefano Corti, Alessandro Onnis, y el cámara que les acompañaba, han irrumpido en torno a las cinco de esta tarde en casa de la familia Márquez, en Cervera (Lleida). Pretendían hacer una pieza divertida y entregarle un trofeo al campeón del mundo, Marc, por su última carrera en Sepang, donde arrancaba el domingo pasado una polémica con el líder de MotoGP Valentino Rossi que parece no tener fin. Sus formas no han gustado a los Márquez.

"Fue humillante y ridículo"

Marc Márquez, a través de su departamento de prensa, ha emitido este sábado un comunicado de prensa en el que ha informado de que ha denunciado a los dos periodistas italianos que el viernes por la tarde se colaron en la casa del catalán y llevaron a cabo acciones "humillantes y ridículas" y llegaron a "empujar y agredir" a sus familiares. "En el día de ayer se produjeron unos desafortunados acontecimientos en Cervera. Un grupo de personas se personó en la vivienda del piloto y profirió una serie de insultos, realizando determinadas acciones humillantes y ridículas hacia el propio piloto e incluso llegando a empujar y agredir a sus familiares más cercanos", reza el comunicado.

Por ello, el de Cervera ha optado por tomar medidas legales frente a los hechos. "Dada la gravedad de la acción, dichos actos han sido denunciados y seguirán el curso normal de una acción penal frente a dichas personas", añade, en referencia a los dos periodistas del programa de televisión italiano 'Le Iene', que aseguraron el viernes que fueron "atacados" por familiares de Márquez y que en el forcejeo les rompieron la cámara y les quitaron las tarjetas de memoria con las imágenes. Además, el representante del piloto, Emilio Alzamora, dadas las circunstancias, ha denunciado los hechos y solicita que "actos como estos no se vuelvan a repetir" y pide "el merecido respeto tanto hacia Marc como hacia su familia".

Marc, que venía de entrenarse con su hermano Alex, también piloto, y acompañados ambos por su padre, Julià, ha intentado evitarles. Pero ha sido difícil. Cuando han intentado entrar en casa por la puerta del garaje, los periodistas, muy conocidos en Italia y protagonistas de un programa parecido al famoso Caiga quien caiga español, han intentado colarse en la casa. "Han agarrado a Marc por el cuello y por el brazo", afirman fuentes cercanas. Y se ha producido un forcejeo.

Alarmado por cómo se desarrollaba el encuentro, Julià Márquez ha llamado a los Mossos de Esquadra, que se personaron en el domicilio e identificaron a los dos periodistas y el cámara. Fuentes cercanas a la familia aseguran que este sábado por la mañana Julià interpondrá una denuncia. Los asaltantes, por su parte, explicaron los hechos en la página web de Mediaset: "Cuando nos los encontramos para darles nuestra copa nos han agredido, y en la pelea han roto la cámara y nos han requisado las tarjetas de vídeo", afirmaban. 

El GP de Malasia del domingo pasado no terminó bien: con Márquez con otro cero en su casillero tras un encontronazo con Rossi en la pista, que acabó quitándoselo del medio de la peor de las maneras, como quien espanta una mosca; y con Rossi, todavía líder del Mundial, sancionado a salir el último de la parrilla en el último gran premio. En incidente, que dio la vuelta al mundo, encendió los ánimos del paddock y de los aficionados al motociclismo y está caldeando más de la cuenta los días previos a la última cita del calendario mundialista, la próxima semana en Cheste, Valencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.