Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El poder de los Villar

Gorka y su padre sondean en Zúrich a la Conmebol para saber si apoyarían a un candidato no europeo si Platini quedara fuera de la carrera electoral

Villar, este martes en el comité de la FIFA
Villar, este martes en el comité de la FIFA. AFP

Cerca de la medianoche del lunes, en el lujoso hotel Baur auc Lac de Zúrich, el mismo en el que en la madrugada del 27 de mayo la policía suiza detuvo a siete dirigentes de la FIFA acusados de corrupción por el FBI y la fiscalía suiza, se celebra un cónclave de altura en el que está en juego el futuro del fútbol mundial. En la terraza exterior del hotel se encuentran Ángel María Villar, vicepresidente de FIFA y el representante de UEFA con más jerarquía en ausencia del sancionado Michel Platini; Juan Ángel Napout, presidente de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA; Gorka Villar, hijo del dirigente español y director general de la Conmebol; y Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol y también miembro del Comité Ejecutivo. Este último, al verse con Villar en el hall del hotel a media tarde, le había saludado efusivamente al grito de “jefe”.

En la gélida noche de Zúrich, los Villar ejercen su poder de influencia sobre el fútbol sudamericano. Desde hace años el presidente de la Federación Española de Fútbol es el puente entre la UEFA y sus homónimos al otro lado del charco. Su ascendencia sobre la Conmebol es incuestionable. Con la ayuda del fallecido presidente de la Asociación de Fútbol Argentino, Julio Grondona, y del expresidente de la Conmebol Nicolas Leoz, en arresto domiciliario desde que estalló el FIFAgate, Villar situó a su hijo como asesor jurídico internacional de la Conmebol y después como director general. Gorka Villar podría ser llamado a declarar por la justicia uruguaya tras ser acusado por varios presidentes de clubes uruguayos por presionarles para aceptar a la baja un contrato televisivo por los derechos de la Copa Libertadores.

Sobre la mesa de la terraza, con el aroma y el denso humo de un potente habano, se debate sobre los posibles candidatos a la presidencia de la FIFA. Todos coinciden en la complicada situación en la que se encuentra Platini, la gran baza europea, por su inhabilitación. Gorka Villar recalca en voz alta que lo que está sucediendo en la UEFA es una gran injusticia. En su caída, el también suspendido presidente de la FIFA Joseph Blatter ha movido ficha y ha generado un efecto que se ha llevado por delante a dos opositores y candidatos a sucederle, Platini y el surcoreano Chung Mong-joon, y puede que también al alemán Wolfgan Nierbach, que aspiraba a la presidencia de la UEFA. Nierbach, tras la revelación de que Alemania pudo comprar votos para organizar el Mundial 2006, también está tocado.

El vástago de Villar también asegura ante los otros interlocutores que Platini irá hasta el final en su recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Nadie en la UEFA confía en que el Comité de Apelación de la FIFA, el paso previo al TAS, le levante la sanción al dirigente francés. Tampoco el fútbol europeo está seguro de que el TAS resuelva con la celeridad que le demandó el último Comité Ejecutivo de la UEFA celebrado el pasado jueves en Nyon. Ante ese panorama y la dificultad para encontrar un candidato europeo sólido y acorde con los intereses de la UEFA antes del 26 de octubre, último día para presentar las candidaturas, Villar quiere saber si la Conmebol está dispuesta a apoyar a un candidato de una confederación distinta a la europea.

Sudamérica en bloque (10 votos) había garantizado el apoyo incondicional a la candidatura de Platini. El nombre no europeo que emerge de fondo es el presidente de la Confederación Asiática y amigo de Platini, Sheik Salman, Barhéin. Villar encontró una respuesta fría de los delegados sudamericanos y le emplazaron a que él mismo acuda a Río de Janeiro, al congreso de la Conmebol del 26 y 27 de noviembre, para explicar ante todos sus representantes por qué deberían apoyar a un candidato que no es europeo. Napout no quiso comprometerse a garantizar el apoyo a Salman sin consultar con las 10 federaciones que componen la organización que preside.

Un día después de la reunión del lunes, y tras el histórico Comité Ejecutivo por la ausencia de Blatter y Platini, la FIFA comunicó que se mantiene el calendario electoral. También, se advierte que la candidatura de Platini no será procesada mientras que esté sancionado (en principio hasta el 5 de enero) y que si en un futuro es levantada, entonces el Comité Electoral, órgano controlado en la sombra por Blatter, decidirá si la valida. La declaración de Doménico Scala, presidente del Comité Electoral de que el pago de Blatter a Platini puede ser calificado de "conflicto de intereses" puede dejar definitivamente fuera de la carrera electoral al francés.  A su vez, se insta al Comité de Ética a que anuncie el nombre de los investigados. La lista se conocerá este miércoles. No se sabe si Villar, con expediente abierto por negarse a declarar ante el fiscal Michael Garcia en su investigación sobre la elección de Rusia y Qatar como sedes de los mundiales de 2018 y 2022 respectivamente, y su hijo aparecerán en ella. Lo que si se sabe es que su poder aumenta. Este martes, Villar padre asumió el cargo de presidente del Comité Organizador del Mundial 2018 y se le reconoció, ante la ausencia de Platini, como el representante de la UEFA en el Comité de Emergencia de la FIFA.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información