Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Película de espías junto al lago Lemán

Una procesión de coches de lujo y un camión de destrucción de documentos levanta las especulaciones en Nyon

Un camión de destrucción de docimentos llega a la sede de la UEFA.
Un camión de destrucción de docimentos llega a la sede de la UEFA. AFP

Frente al día plomizo que se reflejaba en las agrisadas aguas del lago Lemán, un brillo metálico procedente de un goteo negro se adentraba en la sede de la UEFA en Nyon. El lujo de coches de alta gama, la mayoría con los cristales tintados, rompían por contraste con el paisaje manso. Un tráiler de destrucción de documentos confidenciales, según se podía leer en sus laterales, también contribuyó a agitar esas primeras horas de la mañana.

El camión desató todo tipo de especulaciones y algunas carcajadas entre la prensa que hacía guardia a las puertas de la casa del fútbol europeo. En uno de esos coches de millonario entró Villar, que había pasado la noche en un lujoso hotel de Ginebra. Las horas previas a la reunión fueron una consolidación de la estrategia a seguir por el Comité Ejecutivo y posteriormente ante los representantes de todo el fútbol europeo. Desde hace días, en las pocas ocasiones que se le ha visto, Villar parecía sentirse seguro de que saldría todo como estaba planificado. En el aeropuerto de Logroño bromeaba con los policías al pasar el control y el miércoles en el avión que le llevó a Ginebra contaba con sorna un dicho sobre los bueyes.

El ostentoso y oscuro desfile motorizado llevaba en su interior a los restantes miembros del Comité Ejecutivo y a los representantes de las 54 federaciones para tratar de gestionar la crisis ocasionada por la sanción al presidente Michel Platini. La cita, además de darle la solución funcional de poner al frente de la institución a Villar con la aplicación de los estatutos, también pretendía transmitir una sensación de unidad. La UEFA no podía permitirse una escisión interna ante el reto de seguir organizando su día a día. No hubo una escisión como tal, pero algunas federaciones como la inglesa, cuando finalizó la reunión, prefirieron guardar silencio ante las preguntas de la prensa sobre si había unanimidad en las decisiones tomadas, entre ellas la de apoyar la candidatura de Platini a la presidencia de la FIFA.

Candidatura en el aire

“El señor Platini ya es candidato y ha presentado su candidatura, evidentemente, al haber sido suspendido no puede hacer campaña, una vez que se tenga una decisión definitiva sobre su caso por parte del TAS, que es la máxima autoridad, se tomará una decisión. Lo que no puede ser es que esta candidatura sea nula porque solo ha sido suspendido temporalmente”, explicó el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino.

E Infantino admitió que durante las dos reuniones se había sopesado la posibilidad de que Platini sea declarado culpable y que eso podría deparar un plan b para buscar otro candidato para la FIFA. “Por respeto a las otras confederaciones, la decisión ha sido esperar al próximo Comité Ejecutivo de la FIFA que se celebra el martes. Europa no tiene por qué liderar siempre todo”. Sin embargo, la realidad es otra. Desde que se supo la sanción a Platini hay movimientos de la UEFA a la búsqueda de un candidato sólido por si su presidente no ganara los recursos ni ante el Comité de Apelación de FIFA, ni ante el TAS. Hasta el momento solo Platini y el príncipe jordano Ali han hecho oficiales sus candidaturas. También se sabe que el camerunés Hayatoyou, que ha ocupado la presidencia de la FIFA, no continuará en el cargo y que en la UEFA no ha gustado que el Comité Olímpico Internacional haya puesto un nombre encima de la mesa, aunque sea el de Kofi Annan.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información