Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi al juez: “Si lo dice mi papá firmo con los ojos cerrados”

La Fiscalía decidió exculpar al delantero del Barcelona tras analizar sus declaraciones en el Juzgado de Gavà en 2013

Messi, en su llegada al Juzgado de Gavà en 2013.
Messi, en su llegada al Juzgado de Gavà en 2013.

¿Por qué la Fiscalía no acusa a Leo Messi, si es él y no su padre quien tiene que pagar impuestos? Pues sobre todo, por lo que dijo ante la juez de Gavà (Barcelona) que le tomó declaración como imputado. Tras escucharle, la fiscal del caso, Raquel Amado, llegó a la conclusión de que Messi ignoraba el entramado societario que montó su padre, Jorge Horacio. Y no solo lo ignoraba, sino que nunca fue informado de esas circunstancias.

El escrito de la fiscal, de 36 páginas, detalla las razones que le han llevado a exculpar a Messi. En el centro de esa decisión está su declaración (en la que se desvinculó de cualquier gestión económica) y la de su padre (que insistió en esa idea y asumió su propia responsabilidad). “No me leía los contratos ni los papeles que firmaba ni nada”, dijo Messi en su declaración, que repitió varias veces “no sé nada de eso” o “no me acuerdo”. La fiscal recoge algunas de las frases que pronunció el jugador entonces, y que a su juicio revelan que no sabía que estaba defraudando. “Yo solo sé lo que hice a final de año, no sé adónde va la plata” o “firmo lo que me dice mi papá que firme, ni miro ni me fijo ni pregunto (…) Yo no miro lo que firmo, si lo dice mi papá firmo con los ojos cerrados”.

En el lado opuesto, Jorge Horacio (que afronta ahora una petición de un año y medio de cárcel como “autor por inducción”) ratificó que “Lionel nunca tuvo acceso a los contratos ni a la información”. Y añadió: “Yo llevaba los contratos y le decía que había que firmar”.

La fiscal no solo se apoya en esas declaraciones, sino que las contrasta con otras pruebas que constan en la causa. Por ejemplo, la declaración de los inspectores de la Agencia Tributaria, quienes afirmaron que era el padre quien conocía el entramado de sociedades. El ministerio público también justifica su decisión en la documentación aportada por la defensa “sobre el nivel de estudios de Messi”.

Uno de los elementos que jugaba en contra de Messi es que su firma aparece estampada (a partir de su mayoría de edad) en algunos de los contratos que permitieron el fraude fiscal. Pero “no cabe razonablemente inferir”, señala la fiscal, que por el hecho de firmar Messi pudiera “advertir la trascendencia fiscalmente defraudatoria” de esos documentos. La fiscal resalta, además, que Messi firmaba “por indicación de su padre y siendo informado únicamente de su importe”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información