Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si veo a Casillas lo saludaré al principio y al final del partido”

Jose Mourinho no entra en polémicas sobre su reencuentro con el portero del Oporto

Mourinho durante la rueda de prensa de este lunes.
Mourinho durante la rueda de prensa de este lunes. REUTERS

La respuesta del millón era la que contestase a la pregunta sobre Iker Casillas., así que José Mourinho decidió adelantarse en cuanto en la víspera del partido contra el Oporto sintió una pregunta en castellano en la sala de prensa de O Dragao. "Si me van a preguntar por Casillas ya les digo que, si le veo, lo saludaré al principio y al final del partido. No aceptaré más cuestiones sobre este tema", zanjó.

Estuvo Mourinho entre taxativo, cáustico y chisposo. Hasta mostró una cierta ternura cuando detalló su visita al Museo del Oporto, que este lunes cumplía 24 meses abierto, justo el día en el que su rival de mañana cumplió 122 años de trayectoria. Por un momento confesó que sintió flaqueza. "Mi corazón de adversario se suavizó como de mantequilla. Me sentí portista, me quedé sin palabras. Llegar y sentir que estoy allí... porque estoy allí. No lo digo por estar en una de las estatuas de la entrada sino por ser parte de la historia del equipo. Ahora me iré para el hotel para volver a ser duro otra vez y preparar el gran partido de mañana. Ahí no tendré nada de portista", confesó. "Ahí dentro hay una historia que no debe olvidarse. Ha sido un recorrido muy emotivo. Es un lugar fantástico. Ya le dije al director del museo del Chelsea que no visite éste porque sino tendrá que cerrar el de nuestro equipo", ironizó Jose Mourinho en su comparecencia pública.

"Será un partido especial porque me enfrento al equipo que me abrió las puertas del mundo", apuntó el técnico de Setúbal, que tiró de su particular ironía cuando le preguntaron si en su equipo jugarían 11 jugadores como Diego Costa. "Creo que perderíamos todos los partidos porque el deseo de sancionarle es tan grande que no tendríamos jugadores para iniciar los partidos".

La aportación del delantero se aguarda como un revulsivo para un equipo que no acaba de ponerse a tono. Sancionado en la competición doméstica, será titular en el duelo contra el Oporto. "Está frustrado por no poder jugar en la Premier y tiene todo el derecho a estar así porque es víctima de una decisión injusta, pero para nosotros va a ser muy importante en la Liga de Campeones", exlplicó Cesc Fàbregas, que espera darle un abrazo a Casillas. "Será bonito verle. No me interesa para nada si se saludará con Mourinho ni hablé con él sobre Iker. Puede que para ustedes sea un partido especial por eso, pero para nosotros es un partido más", explicó cuando le preguntaron por la relación entre su técnico y su compañero en la selección española. "Iker es un amigo, pero también lo es Tello o Adrián. Voy a saludarlos a todos", apuntó ignorante de que el jugador asturiano ya marca goles para el Villarreal.

También reveló el jugador catalán que ha hablado con su amigo Leo Messi para darle ánimos por su lesión y apuntó que el Chelsea crecerá tras su mal inicio de temporada: "Esto no es como empieza sino como acaba. Podemos hacerlo mejor y lo haremos. Oporto es un gran escenario para lograrlo".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información