Pau Gasol: “No me pongo límites en nada”

El pívot de los Bulls, a sus 35 años, lidera con una ambición intacta a la selección española que buscará en el Eurobasket el pasaporte para los Juegos de Río

Pau Gasol sumerge sus pies en un cajón de hielo tras el último entrenamiento previo al último partido de preparación para el Eurobasket que empezará el 5 de septiembre en Berlín. El pívot de los Bulls comparte el frío reparador con el capitán de la selección, Felipe Reyes. Los dos veteranos compañeros alivian su fatiga tras otra sesión a las órdenes de Sergio Scariolo, que recupera el cargo de seleccionador tras la breve etapa de Juan Antonio Orenga y el fracaso en el Mundial. Se han acumulado las ausencias ilustres: Marc Gasol, Navarro, Ricky Rubio, Calderón, Ibaka o Abrines. En tales circunstancias, se acentúa, si cabe, el liderazgo de Pau Gasol, ausente en el Eurobasket de hace dos años en Eslovenia, en el que España obtuvo la medalla de bronce. Pau cumplió 35 años en julio, pero irradia una aureola tan imponente como su físico, avalado, además, por su espléndida primera temporada en Chicago.

Pregunta. ¿Esta vez, aseguró más pronto que nunca su presencia en el Eurobasket?

Respuesta. En general, no doy nada por seguro. Antes de decidir, analizo después de cada temporada toda clase de circunstancias y condicionantes. Este Europeo es un reto más en mi carrera y estoy muy ilusionado con el equipo, con el trabajo que estamos haciendo, con el campeonato y con hacer algo importante otra vez. El objetivo es luchar por las medallas y acabar lo más alto posible. Nuestra manera de enfocar los campeonatos es siempre la misma: con mucha ambición y la ilusión de siempre. Pero no tenemos la obligación de llegar a ninguna final porque eso no es el deporte.

P. ¿Ha influido en su decisión el batacazo que supuso la eliminación ante Francia en los cuartos de final del pasado Mundial?

R. No lo sé, puede ser. No es que dijera: ‘Hemos hecho un mal resultado en el Mundial y tengo que ir al Europeo’. De haber ganado no sé cómo me hubiera sentido. Tal vez hubiera cambiado porque en ese caso hubiéramos tenido el pase directo a los Juegos. Es una hipótesis que no me planteo. Lo que sí he sentido es que quería estar. Me encontraba bien para competir. Sigo teniendo mucha ambición por jugar con la selección, estar con mis compañeros y representar a nuestro país. Para mí es muy importante, un privilegio. Mientras pueda, aquí seguiré.

Sigo teniendo mucha ambición por jugar con la selección, estar con mis compañeros y representar a nuestro país”

P. ¿Le inquietó que se tardara tanto en nombrar seleccionador?

R. Me sorprendió que no se tomara la decisión un poquito antes. Seguro que existían motivos, los que fueran. Pero sí, me sorprendió que en abril no hubiera un seleccionador para un campeonato cuya concentración empezaba a finales de julio.

P. ¿Las ausencias limitan mucho el potencial del equipo?

R. Está claro que sí. Afectan hasta cierto nivel ¿no? Hay ausencias de jugadores importantes, de talento, con mucho peso en el equipo. Será lo que se va a echar en falta en ciertos momentos quizás. Esperemos que no. Pero a la vez, esta situación permite que otros jugadores asuman más protagonismo y tengan un rol más importante. Y esos jugadores son de gran calidad también. La falta de jugadores de tanto peso hace que exista más equilibrio.

P. ¿No queda más debilitada alguna posición?

R. Sí, claro. Pero, por ejemplo: en la de base tenemos dos bajas importantes. Pero eso hace que, tanto Chacho [Sergio Rodríguez] como Sergi [Llull], asuman un protagonismo mayor que en otros años. Los dos han hecho una gran temporada y están a un buen nivel. Entra Vives, un jugador de futuro que también nos puede dar atrás cosas importantes en momentos puntuales. Y tenemos a Niko [Mirotic], otro jugador de muchísimo talento que, pese a las bajas de Marc, sobre todo, pero también el cambio por Serge [Ibaka], nos da una dimensión diferente. Felipe asume un papel mucho más importante en un momento en que él está muy bien. Estoy muy contento por cómo estamos funcionando.

La preparación rumbo al Eurobasket

Siete victorias en los siete partidos amistosos. La selección de Scariolo cerró invicta la gira de preparación:

España, 67; Bélgica, 64.

España, 71; Polonia, 64.

España, 96; Senegal, 49.

España, 82; Venezuela, 80.

España, 94; Macedonia, 63.

España, 88; Macedonia, 54.

España, 81; R. Checa, 68.

Calendario del Eurobasket

Primera fase:

Sábado 5. España-Serbia. 18.00h, Cuatro.

Domingo 6. Turquía-España. 21.00h, Cuatro.

Martes 8. España-Italia. 21.00h, Cuatro.

Miércoles 9. Islandia-España. 21.00, Cuatro.

Jueves 10. Alemania-España. 17.45, Cuatro.

P. Scariolo mantiene que habrá que sufrir y que la imagen de la España que arrolla es obsoleta.

R. Cada campeonato es diferente. No debemos pensar en los que hemos podido dominar, sino en hacerlo lo mejor posible en este, en luchar por estar arriba y conseguir una medalla lo más brillante posible. Tenemos que competir con muchísima ambición y entender, con humildad, que este campeonato es muy difícil, muy exigente y competitivo y que nos faltan jugadores de enorme nivel.

P. ¿Tal vez sea más temible una España herida?

R. Está por ver. No sé si será favorable o no. Cuando hemos sido favoritos en otros campeonatos, no nos ha ido bien, empezando por el año pasado. Teníamos un equipazo, para competir con Estados Unidos, estar ahí y poder ganar. Y en cambio, perdimos en cuartos haciendo un partido muy flojo después de arrasar en todos los anteriores. Pero es que los anteriores te servían para eso, para clasificarte para ese momento de la verdad en el que no estuvimos bien. Ahora no vamos como favoritos. Veremos dónde llegamos.

P. ¿Ve a los franceses como se veía a España antes del Mundial?

R. Son los campeones, juegan en casa, están con confianza, también con esa presión: medalla de bronce en el Mundial sin Tony Parker… Poseen razones de peso para pensar y sentirse así. Si en algún momento tenemos la oportunidad de cruzarnos con ellos, ya se verá. Puede ser un Europeo muy igualado y no se puede infravalorar a ningún equipo.

P. ¿Da un sello especial a esta selección esa mezcla de Madrid y Bulls?

R. El carácter se lo dan todos los jugadores, no solo los cuatro o cinco jugadores del Madrid. Han hecho una grandísima temporada, son muy importantes y cada uno de ellos va a tener más peso en este Europeo, dadas las ausencias. Pero la selección no es una mezcla de dos equipos.

Me faltan muchas cosas. He conseguido muchas, pero me faltan, no solo deportivas”

P. En el horizonte, los Juegos de Río. ¿Ha jugado en Brasil?

R. No. Ni he jugado ni he estado allí.

P. Le falta.

R. Me faltan muchas cosas. He conseguido muchas, pero me faltan, no solo deportivas. Pero sí, por supuesto, tenemos ilusión por alcanzar una plaza en los Juegos. Es algo especial para cualquier deportista y es un factor que nos incentiva para estar aquí.

P. Estados Unidos está preparándose a fondo ya este verano. España les ha apretado mucho.

R. La cultura de preparación y la filosofía de la selección de Estados Unidos cambió desde que Mike Krzyzewski pasó a ser su máximo responsable técnico. Yo no atribuiría el mérito a nuestro equipo y a cómo les hemos puesto en dificultad, algo que puede haber influido o no. El mérito es del equipo técnico que está liderando a su selección.

P. Su estadística (18,5 puntos y 11,8 rebotes de media) ha vuelto a ser esta temporada, ya con 35 años, como la de sus mejores tiempos en los Lakers. ¿Cómo se lo explica?

R. Es algo que puedes controlar a través del compromiso con la preparación, del sacrificio y cuidando al máximo tu cuerpo y también los detalles, cada vez más importantes de cara al rendimiento. También influye la ilusión y la ambición de querer seguir compitiendo al más alto nivel. Estoy en una buena línea. Quiero seguir haciendo las cosas bien y alargar mi carrera al más alto nivel posible.

P. ¿No se pone ningún tipo de límite?

R. Nunca me he puesto límites, no empezaré ahora. No me pongo límites en nada.

P. Entonces, cree que podrían ganar a Estados Unidos en otra final olímpica.

R. Bueno, ¡uff! Si llegáramos otra vez, este equipo lucharía como en las dos anteriores. Se ha estado cerca y con la ilusión de poder ganarla. Está claro que es muy, muy complicado llegar. Pero este equipo no se ha acomplejado prácticamente ante nadie ni ante nada. Eso sí, siempre con humildad y entendiendo lo difícil que sería tener una nueva oportunidad. Sería excepcional.

P. Es vital clasificarse lo más rápido posible para los Juegos.

R. Es uno de los objetivos de este equipo, claro. Vamos a enfocar este campeonato como un nuevo reto, empezando por el primer partido contra Serbia. Tenemos un grupo muy difícil. Debemos intentar ir creciendo para llegar a los cruces en una situación favorable y en un estado de forma óptimo para ganar. El año pasado estuvimos muy fuertes desde el principio, pero tuvimos el bajón en el momento crucial. Si te puedes permitir algún bache o momento de flaqueza es al principio, no en los cruces.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS