Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Celta estudia subir la cláusula de Nolito

El presidente Carlos Mouriño quiere que el ariete se retire en Vigo

Nolito
Nolito celebra un gol durante la temporada pasada. Cordon Press

El Celta no ha recibido ninguna oferta por Nolito y además negocia con el jugador una renovación de su contrato que supondría un incremento no solo salarial sino también de su cláusula de rescisión, que desde el verano pasado es de 18 millones de euros. “¡Y es un dinero que nos serviría de mucho!”, exclama Carlos Mouriño, el presidente del club vigués, que apostilla: “Es bueno para todos que se quede”.

El Celta ya ha dejado de ser un club vendedor, o al menos ha dejado de estar necesitado de dar salida a sus mejores futbolistas para cuadrar cuentas. “Nuestra deuda actual es cero. ¡Lo que ha cambiado de tener que vender a no preocuparnos si no nos pagan 18 millones por un futbolista!”, abunda Mouriño, que señala que el Barcelona no ha realizado ninguna oferta por Nolito, su jugador más cotizado. “Además, me tranquiliza que el chico no es de los que tratarían de forzar una salida si llega una oferta de 13 o 14 millones porque ya dejó claro que o pagan la cláusula o no se va. Y él es de los que piensa en llegar a jugar en Europa con el equipo. Está muy comprometido con nosotros”, recalca el presidente del club gallego.

El chico no es de los que fuorzarían una salida. Dejó claro que o pagan los 18 millones de su cláusula o no se va"

Mouriño, presidente del Celta

El Celta trabaja en la redacción de un nuevo contrato con Nolito que prolongue su vínculo más allá de 2019 en una operación similar a la efectuada el verano pasado. Entonces el Everton, entre otros, se interesó por el delantero. El club le remitió a la cláusula, que entonces era de 10 millones de euros. Pocos días después se firmó el contrato actual y el precio de la rescisión aumentó ocho millones. “Es un jugador a amortizar en el sentido de que si llegamos a ese acuerdo lo más lógico es que acabe su vida deportiva en el Celta”, incide Carlos Mouriño, que presentó en un desayuno con los medios de comunicación que siguen la actualidad del equipo una situación saludable para el club celeste, que acaba de cumplir 92 años de historia y viene de superar su trance más difícil después de solicitar concurso de acreedores en junio de 2008 cuando su deuda galopaba más allá de los 68 millones de euros. Ahora el Celta, saneado, cerrará el presente ejercicio con 15 millones de superávit.

El club, tras dar por hecha la continuidad de Nolito, trata ahora de cerrar alguna incorporación que redondee el plantel. Ha preguntado al Sevilla por Denis Suárez, un jugador que salió de su cantera y al que en su día tuvo que vender al Manchester City para cumplir los rigores de los pagos concursales. Denis es ahora propiedad del Barcelona, que lo tiene cedido al equipo andaluz.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información