Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia confirma el descenso del Elche y deja al Eibar en Primera

La Audiencia Nacional rechaza paralizar la sanción hasta que concluya el proceso judicial

Descenso del Elche
El presidente de la Liga, Javier Tebas, el lunes a la salida de la Audiencia

El Elche jugará la próxima temporada en Segunda y el Eibar en Primera. La Audiencia Nacional ha levantado este martes la medida cautelar sobre la sanción que impuso la Liga de Fútbol Profesional al equipo ilicitano por no pagar su deuda con Hacienda a tiempo, el descenso administrativo, por lo tanto, sigue adelante. La juez considera que "no concurren circunstancias que justifiquen el mantenimiento de la medida de suspensión". El auto no es definitivo, ya que la directiva alicantina podrá recurrir, pero es un varapalo importante al ratificar la justicia ordinaria el castigo impuesto por la deportiva.

El gran beneficiado es el Eibar, que mantiene un puesto en la máxima categoría que perdió a finales de mayo al acabar en la posición 18ª el campeonato de Liga. El Elche, que había obtenido la permanencia de forma brillante en el terreno de juego al terminar en el puesto 13º, tiene otro importante reto económico que afrontar en los próximos días: ha de saldar una deuda de casi siete millones con jugadores y empleados. Si no lo hace antes del 31 de julio, corre el riesgo de descender a Segunda B, una circunstancia que podría ocasionar su muerte deportiva, tal como apuntó el abogado del club ayer en la Audiencia. Sin embargo, la magistrada argumenta en el auto que la sanción "no tiene por qué llevar a situaciones dramáticas e irreversibles, más cuando vemos como cada temporada, al final de la liga, algunos clubes descienden de categoría y otros ascienden y ello no implica su desaparición".

El hecho de pagar con retraso es lo que más ha pesado en la decisión de la Audiencia, para la juez es un hecho muy importante el que el Elche no atendiese los requerimientos para que abonase la deuda con Hacienda y que solo lo hizo "cuando se le impuso la sanción de descenso de categoría, no antes"

El caso había llegado a la justicia ordinaria después de que la Liga ejecutase la sanción al Elche el pasado 5 de junio y de que fuese ratificada por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) el 14 de julio. Un halo de esperanza para los ilicitanos surgió la pasada semana cuando la juez de la Audiencia ordenó la suspensión cautelar del proceso y citó a las partes (Elche, Eibar y Liga) para ayer lunes en una vista. Los alicantinos alegaron que la deuda con Hacienda estaba saldada, aunque reconocieron que lo hicieron fuera de plazo, y que por lo tanto el castigo era desproporcionado; los guipuzcoanos argumentaron que las reglas están para todos y que hay que cumplirlas, al margen de que el Elche, según su punto de vista, jugó el pasado curso con ventaja al poder invertir en lo deportivo lo que no pagó a la Agencia Tributaria.

La nueva directiva del conjunto franjiverde encabezada por el empresario Juan Anguix, que asumió el poder a finales de abril, hizo todo lo posible para saldar la deuda con Hacienda que había dejado la junta anterior, pero finalmente no pudo hacerlo a tiempo. Ahora debe afrontar las pagos a los jugadores sabiendo que no contará con los ingresos de un equipo de Primera.

El Eibar, por su parte, disfrutará otro año más de jugar en la máxima categoría del fútbol español, enorme premio para uno de los clubes más modestos en la historia de Primera División. Las trayectorias de los dos equipos implicados en este proceso fueron contrapuestas la temporada pasada. Los vascos realizaron una sorprendente primera vuelta del campeonato, asentándose en los puestos medios de la tabla, pero en la segunda mitad solo sumaron ocho puntos y acabaron en posición de descenso. El Elche, por el contrario, finalizó la jornada 19 como colista y con el club sumido en muchos problemas económicos y sociales. Pero los hombres entrenador por Fran Escribá tiraron de orgullo y sumaron los puntos necesarios para conseguir la permanencia de forma holgada al final de Liga.

Más información