Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No hemos tenido la preparación que un Mundial demanda”

La capitana de la selección denuncia que el que equipo no ha tenido el apoyo necesario

Ignacio Quereda da instrucciones a Leire Landa, ante Corea. Ampliar foto
Ignacio Quereda da instrucciones a Leire Landa, ante Corea. AFP

De las 23 jugadoras de la selección española en su primer Mundial, solo nueve habían nacido cuando Ignacio Quereda, el actual entrenador, cogió las riendas del banquillo. Fue el mismo año que Ángel María Villar se hizo con el mando de la Federación. El Mundial de Canadá ha descubierto las carencias en la preparación de un grupo repleto de talento. España se despidió del torneo en la fase de grupos tras sumar ante Corea su segunda derrota (2-1).Un balance pobre: un punto en tres partidos. Tras 27 años en el cargo, el seleccionador aseguró su continuidad y dijo sentirse “más ilusionado que nunca”. “Ni yo ni las jugadoras vamos a bajar los brazos para conseguir mayores objetivos”.

Vero Boquete, la capitana, evitó apoyar públicamente la continuidad del seleccionador: “Si en 27 años las cosas van muy bien y se consiguen muchas cosas sería fantástico, como Ferguson en el Manchester, pero en este caso no lo sé”, respondió la gallega en Al primer toque de Onda Cero, tras ser preguntada sobre si es bueno que el seleccionador lleve tanto tiempo. "No hemos dado más porque la situación no nos ha ayudado, porque no hemos tenido el apoyo que necesitábamos y no hemos tenido la preparación que un Mundial demanda”, añadió la gallega.

“Lo bueno que se ha conseguido ha sido con este seleccionador, pero tengo la sensación de que se podría haber hecho mejor”, asegura Pedro Martínez Losa, técnico del Arsenal Ladies y primer entrenador extranjero en un banquillo de la liga inglesa. “No hay que culpar a nadie. Las soluciones están en otras instituciones”, matiza.

El entrenador se fija en Inglaterra como modelo competitivo para una selección. La pasada Eurocopa no tuvieron un buen papel, así que la federación decidió prescindir del veterano Hope Powell después de 15 años en el banquillo y apostar por Mark Sampson, técnico del Bristol. “Aire fresco, un joven con experiencia. No fue por ser amigo de nadie, sino por ser el mejor”, opina. “Me siento triste porque conozco a las jugadoras y sé que se podría haber hecho mucho mejor. Creo que se han sentido pequeñas viendo la preparación de otros equipos. Si en los momentos importantes te sientes pequeño, en el campo te ganan. Una cuestión mental”.

El técnico, que también fue el primer español en dirigir a un equipo profesional en Estados Unidos, el Western New York Flash, analiza el papel de España desde su experiencia internacional. “En Estados Unidos, por ejemplo, se preocupan todo el rato de cómo se puede mejorar. En España parece que con tener un modelo de juego es suficiente. El juego evoluciona continuamente y tenemos que evolucionar con él”.

“Físicamente no íbamos igual que el resto de selecciones. La preparación ha sido escasa y contra rivales de segundo nivel”, tercia Ana Rossell, exjugadora del Atlético Féminas y primera mujer en formar parte de Fútbol Draft, un comité de expertos para el rastreo de los talentos emergentes, al amparo de la federación y el Consejo Superior de Deportes.

Corea celebra su pase a octavos tras eliminar a España. ampliar foto
Corea celebra su pase a octavos tras eliminar a España. AFP

España llegó a Canadá después de dos meses sin disputar ni un solo partido amistoso. Antes, solo tuvo la oportunidad de jugar cinco, dos de ellos contra un rival mundialista, Nueva Zelanda. El seleccionador preparó concentraciones de tres a cinco días cada mes desde enero más una última de dos semanas, con parada en Murcia. En esa última concentración se habían fijado dos amistosos más, pero al final no se jugaron. “A última hora los rivales cancelaron los viajes”, aseguró Ignacio Quereda, en declaraciones a la Cadena Cope. Tampoco se concretó una gira previa por Estados Unidos que él mismo había anunciado meses antes. “De cara al futuro se intentará mejorar. No creo que sea un motivo para machacar ni minimizar un poco el éxito de estas jugadoras llevando a la selección a un primer mundial. Eso es digno de alabanza y hay que positivizarlo absolutamente todo. Estas cosas son corregibles, pero no son tan trascendentes”, añadió Quereda.

España, además, perdió una oportunidad de oro de medirse a algunas de las mejores del mundo como Estados Unidos, Brasil, Noruega o Alemania en la Copa del Algarve o en la Copa de Chipre, que se disputaron en marzo.

En Inglaterra, la liga se detiene dos meses para que las jugadoras preparen el Mundial. Además de su paso por Chipre, la selección de Sampson jugó contra Alemania (en Wembley, ante 50.000 personas), Estados Unidos y China. Y dos semanas antes de la inauguración voló a Canadá para recuperarse del jet lag, habituarse a las comidas y adaptarse al país. La selección de Quereda llegó un día antes del comienzo de la competición. Ahora, España está eliminada e Inglaterra en octavos, donde se cruzará contra Noruega. “Pienso que España es mejor que Inglaterra sin lugar a duda”, asegura, sin embargo, Martínez Losa.

Una venda en los ojos

“Nos ponemos una venda en los ojos porque el fútbol femenino es desconocido en España y parece que está bien con que las jugadoras den la cara”, resume. “No puedo juzgar el trabajo de la selección, pero sé cómo se hace en otros países. Hay que apostar por darles medios a las jugadoras. Tenemos un grupo que conozco bien, que son irrepetibles”, abunda Martínez.

El técnico subraya que en Inglaterra las internacionales tienen un sueldo anual de la federación para prepararse, cuentan con su propio programa de fuerza, de preparación física, y cuotas para ir a gimnasio de élite si no pueden a acceder en sus clubes. En España, el último paso de la Federación ha sido una mínima subida de las dietas de las jugadoras, que pasaron de 25 euros a 45 cada día de concentración.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información