Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cesc, sobre Piqué: “Tras un triplete y con una copa de más... Puede pasar”

El jugador del Chelsea y compañero de Piqué en la selección quita hierro a las palabras del central durante la celebración del Barcelona

Pique Ampliar foto
Piqué, durante el partido ante Costa Rica EFE

Gerard Piqué, objeto de inusual abucheo en el partido de la selección este jueves en León tras sus burlas al Madrid durante la celebración de la Champions lograda por el Barcelona, ha decidido encajar con estoicismo la situación: "La gente tiene derecho a expresarse". Mientras, su compañero de selección y antes en el Barcelona, Cesc Fábregas, ha tratado de justificar las palabras de Piqué que abrieron la caja de los truenos ("Gracias, Kevin Roldán, contigo empezó todo", en referencia al cantante colombiano que amenizó una polémica fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo) aludiendo al contexto festivo en que se produjeron: "Me imagino ganando un triplete, en una rúa, con una copa de más... Puede pasar".

Yo lo único que debo hacer es seguir trabajando como he hecho siempre por defender esta camiseta y a este equipo"

En León, de buena mañana, la comidilla en los desayunos seguía siendo hoy el tema de la pitada a Gerard Piqué. En La Cantina de Velázquez, Juan, el camarero, le reconocía al jugador “un par de pelotas” mientras charlaba con dos parroquianos, que se zampaban el desayuno hambrientos solo a unos metros. Olvido, señora de la tercera edad, jubilada, defendía que ella “no es de los que pita, de León de toda la vida, no de los chiflones”, se disculpaba casi de la actitud de lo que ella consideraba “unos tontos”. También Martina, adolescente y rubia, se revolvía. “Piqué no dijo nada grave, pero en León hay mucho merengue y mucho facha”. De Piqué hablaba León al día siguiente de una pitada histórica. Horas después de que el central catalán se vistiera de rojo otra vez, van y abriera la boca para explicar cómo se sentía tras un partido que para él resultó especial.

Cesc, durante el partido ante Costa Rica ampliar foto
Cesc, durante el partido ante Costa Rica AFP

Piqué saltó al campo en el minuto 59 y le recibió una bronca extraordinaria. Después del partido pasó por la zona mixta y amagó con no pararse ante las televisiones. Dio marcha atrás y preguntó: “¿Qué? ¿No queréis hablar conmigo?”. Y se paró a hablar tantas veces como se le pidió. Y explicó que en el entrenamiento del miércoles, el día antes del encuentro amistoso, le pilló por sorpresa la actitud de la afición leonesa: “En el entrenamiento no sabía que me abucheaban a mí”, dijo, “en el partido ya estaba preparado así que no me afectó mucho”. Aseguró que ayer, al salir al campo, “esperaba lo ocurrido” y aunque reconoció que “no resulta agradable” lo aceptó desde “el derecho que tiene la gente a expresarse como quiera". No lo entiendo, pero es lo que hay y debo aceptarlo. La gente es muy libre de expresarse como quiera. Yo creo que no he dado motivos para que nadie se sienta ofendido, pero si es así, lo lamento. Estaba de fiesta, celebrando el triplete, y eso no me lo quita nadie. Me salió lo que me salió y sinceramente, no creo haber ofendido a ningún compañero ni a nadie”.

Es lo que me toca aguantar y punto. La relación con los jugadores del Madrid es muy buena y eso es lo importante"

Pique asume que la gente que le pitó en León, “es muy libre de manifestarse como quiera. Está en su derecho. Yo lo único que debo hacer es seguir trabajando como he hecho siempre por defender esta camiseta y a este equipo”, señaló el central de la selección española tras el encuentro. También agradeció las palabras del seleccionador que en todo momento ha salido en su defensa y desveló que en ningún momento ni su capitán Iker Casillas, ni Ramos ni ningún jugador de la selección le han afeado su conducta. Por eso dijo que no tiene intención de perder “ mucho tiempo en esto. Es lo que me toca aguantar y punto. La relación con los jugadores del Madrid es muy buena y eso es lo importante. Yo voy a seguir haciendo mi trabajo de la misma manera, para ayudar a esta selección como he hecho siempre. Llevo toda vida jugando en la selección española y es lo que pienso seguir haciendo. Estoy aquí, ¿no? Pues es evidente mi compromiso con este equipo”, añadió antes de abandonar el Reino de León.

Piqué admite que al valorar el amistoso contra Costa Rica se queda antes con la victoria y la sensación de haber jugado un buen partido que con otra cosa. “Poco a poco vamos encaminando el rumbo de un equipo que está creciendo. Si me pitan, tendré que aceptarlo, pero yo valoro antes el juego del equipo que otra cosa. Siempre”. Piqué, que ha jugado 69 partidos en La roja, es campeón de Europa y campeón del Mundo, no participó del entrenamiento por la mañana y pasó unas pruebas medicas en un hospital de León, pero viajará con el equipo a Minsk. También lo hará Aleix Vidal, aunque afectado de un esguince de tobillo que le impedirá jugar el domingo contra Bielorrusia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información