Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España empata ante Costa Rica en su primer partido en un Mundial

El equipo de Quereda se lleva un punto en su estreno en Canadá

Vicky Losada se convierte en la primera goleadora española en este torneo

Copa del Mundo femenino: España Costa Rica Ampliar foto
Vicky Losada lucha con Raquel Rodríguez por un balón. AP

Ha sido el día grande del fútbol femenino español, pero supo a poco. España se enredó ante Costa Rica en el primer partido de la historia de la selección en un Mundial. Vicky Losada adelantó a cuadro español con un precioso gol y Raquel Rodríguez respondió con el empate un minuto después. Un punto que sabe a poco porque el equipo de Ignacio Quereda fue mejor y mereció más, pero no pudo superar al cuadro más débil del grupo, que completan Brasil y Corea.

España, 1 - Costa Rica, 1

España: Tirapu; Celia Jiménez (Ruth García, m.62), Paredes, Torrejón, Landa; Bermúdez (Corredera, m.72), Putellas, Losada; Hermoso (Priscila, m.84), Boquete y Pablos.

Costa Rica: Díaz; Sáenz, Sánchez, Acosta, Lixy Rodríguez; Alvarado, Cruz, Rodríguez, Barrantes (Villalobos, min.74), Herrera (Guillén, m. 77); y Venegas (Granados, m.80).

Goles: 1-0. M. 13 Losada. 1-1 M. 14. Rodríguez.

Árbitro: Salomé Di Iorio (ARG). Amonestó a Celia Jiménez.

Estadio Olímpico de Montreal.

Los nervios se notaron, y no era para menos. Pero, a pesar de las imprecisiones del comienzo, España fue dueña del balón. Es la seña de la selección en cualquier categoría, masculina o femenina. El gusto por el toque y la movilidad constante. Es difícil precisar en qué posición juega la línea de ataque de España. Libertad para Boquete, la gran estrella de la selección, y para Jennifer Hermoso, y también, aunque algo menos, para Sonia Bermúdez y Natalia Pablos, cada una en un extremo. Se desfondaba la madrileña para que no saliera cómoda Costa Rica con el balón. Y surtía efecto.

Los primeros 15 minutos se jugaron en el campo de Costa Rica. La primera ocasión la tuvo Irene Paredes. La central del Athletic cazó un córner lanzado por Sonia Bermúdez, pero paró Díaz. La propia Sonia intentó sin éxito explotar su uno contra uno y Natalia llegaba con facilidad al final del carril derecho, aunque faltaba precisión. Enfrente, sin noticias de Costa Rica. Ni un tiro en los primeros 13 minutos. Entonces llegó el momento que recordará el fútbol femenino español asociado a un nombre. Sonia sacó en corto un córner, se citó en una pared y conectó con Vicky Losada dentro del área. La centrocampista de Tarrasa recibió de espaldas, se dio la media vuelta y con un zurdazo precioso ajustado al palo derecho de Díaz dejó el balón en la red. Siempre podrá decirlo: “Yo marqué el primer gol de la selección femenina en un Mundial”.

La alegría, sin embargo, duró un suspiro. Lo que tardó Costa Rica en llegar por primera vez a la portería que defiende Ainhoa Tirapu. Venegas ganó la partida a Torrejón y cedió con la barriga a Lixy Rodríguez. La lateral recibió por la izquierda, apuró hasta la línea de fondo y asistió a Raquel Rodríguez para que marcara a placer. La jugada retrató el desorden defensivo de la selección. Todas acudieron a cubrir el primer palo, y se olvidaron del resto. Rodríguez, además, fue un dolor de cabeza con sus incorporaciones al ataque. Poco se vio hasta ese momento de Shirley Cruz, la estrella del equipo. Poco también de Vero Boquete, que tardó en aparecer y España lo notó. Las figuras se volvían a reencontrar tras la final de la Liga de Campeones que convirtió a la gallega en la primera española en ganar una Champions. Desde el gol, Costa Rica se sacudió el dominio, aunque nunca llegó a tener el mando. Solo los errores puntuales de España generaron peligro en su contra.

Fue la tónica general mientras hubo oxígeno. Y otra vez España volvió a rondar el gol. Falló Natalia lo que no suele fallar. Fue la máxima goleadora de la selección en la fase de clasificación. 12 goles en 10 partidos, pero en esta ocasión se bloqueó. Sonia percutió por la izquierda, sentó a Sáenz y envió un pase de la muerte a la delantera del Arsenal. Inexplicablemente, en lugar de empujarlo, pisó el balón.

Las entradas de Marta Corredera y Priscila Borja dieron aire a España cuando comenzaba a desfondarse. Natalia y Vero encontraron fuerzas de donde no había y Vicky exigió a Díaz la parada más brillante de la noche con un tiro lejano. La portera terminó siendo una pesadilla para España. Lo paró todo.

Ahora espera Brasil. La Canarinha de Marta, leyenda del fútbol femenino Mundial y ganadora de cinco balones de oro consecutivos. Dicen que no es la Brasil de antes. Tampoco lo es la novata España. Pero ya esta aquí.

Ganan las favoritas

Sin sorpresas de momento en Canadá. Victorias de las favoritas, un empate que sabe a triunfo, el de Nigeria frente a Suecia (3-3), y actuación estelar de la estadounidense Hope Solo en la portería frente a Australia. La guardameta de 33 años lució reflejos el lunes y certificó la victoria de su equipo con dos paradas de videoteca. Primero desvío al larguero un cañonazo desde dentro del área y luego, cuando su equipo ganaba 1-0, evitó el empate frustrando un mano a mano que olía a gol. 3-1 final y gloria para la guardameta, figura dentro del campo, controvertido personaje en platós y juzgados.

Canadá inauguró su mundial el sábado con una victoria por la mínima (1-0) ante China, con más de 83.000 aficionados en la grada. Mandaron las anfitrionas, pero sufrieron ante un equipo muy bien organizado, que, sin embargo, apenas generó ocasiones SinClair, la veterana capitana, dio la victoria a la selección canadiense al transformar un penalti en el descuento. El domingo fue el turno de la primera campeona del mundo en debutar en esta edición. Noruega se deshizo sin problemas de la débil Tailandia (3-0) con un doblete de la delantera Isabell Herlovsen. Horas después debutó Alemania, que tiene dos estrellas en el pecho. El conjunto germano le endosó a Costa de Marfil, la mayor goleada hasta ahora en el torneo (10-0). Japón, que defiende título, solo pudo doblegar a Suiza por la mínima, con un penalti transformado en la primera parte por la capitana Aya Miyama. Francia también derrotó 1-0 a Inglaterra este martes con un gol de Eugénie Le Sommer en un partido con escasas ocasiones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información