Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Son como los mosqueteros”

Los escritores Eduardo Sacheri, Luis Fernando Veríssimo y Alejandro Ferreiro analizan el buen feeling de Messi, Neymar y Suárez dentro y fuera del campo

Luis Suárez, Neymar y Messi, festejan uno de los goles del Barça frente al Atlético.
Luis Suárez, Neymar y Messi, festejan uno de los goles del Barça frente al Atlético.

Los argentinos presumen de Maradona; los brasileños, de Pelé; y los uruguayos de Francescoli. El Barcelona, de Messi, Neymar y Luis Suárez. Entre mates, asados y risas, pero, sobre todo, entre balones, forjaron una amistad que empezó en el vestuario, se consolidó fuera de la ciudad deportiva, y la disfruta el Camp Nou. “Si es que tal cosa existe, cada uno representa la idiosincrasia del fútbol de cada país. Neymar, la finura de un brasileño; Messi, la gambeta de un argentino; y Suárez, la guapeza (el coraje) de un uruguayo. Los tres, una armonía de símbolos”, entiende el escritor argentino Eduardo Sacheri (Buenos Aires, 1967), guionista de El secreto de sus ojos, ganadora del Oscar a la mejor película extranjera (2010).

No es que solamente son buenos futbolistas, es que están perdidamente enamorados del fútbol” , dice Alejandro Ferreiro,  escritor uruguayo

“Por la manera en la que tratan a la pelota, parece que los tres encontraron en el fútbol la cosa más importante de la vida. No puedo imaginar una comida familiar de Messi, Neymar o Suárez sin una pelota cerca. No es que solamente son buenos futbolistas, es que están perdidamente enamorados del fútbol”, explica el escritor uruguayo Alejandro Ferreiro (Montevideo, 1968) autor de la novela Portland. “Tiene que influir que en el vestuario puedan hablar de cosas que comparten”, añade Ferreiro; “somos vecinos, somos del barrio. No están frente a alguien que en su vida tomó mate o nunca vio un carnaval. La música que Neymar canta, es una música que tanto Luis como Leo conocen y perciben”.

“Creo que los tres se entienden tan bien porque ninguno de ellos es egoísta, son uno por los tres y los tres por uno, como los mosqueteros de Dumas”, concede el escritor brasileño Luis Fernando Veríssimo (Porto Alegre, 1936), autor de las reputadas historietas El analista de Bagé o Ed Mort. De los 172 goles que ha marcado el Barcelona en la temporada 120 han sido obra de sus tres delanteros (Messi, 58; Neymar, 38; y Suárez, 24), un 69,77%. De las 131 asistencias de gol que se han repartido los muchachos de Luis Enrique, 55 (27 el argentino, 21 el charrúa y siete el brasileño) las han cedido el trio sudamericano, un 42%.

Neymar, la finura de un brasileño; Messi, la gambeta de un argentino; y Suárez, la guapeza (el coraje) de un uruguayo”, entiende Sacheri

“Messi se apoya en Neymar y Suárez según lo pida la jugada. No se mira a sí mismo, estudia a todos. No piensa en su gol, sino en el gol del Barcelona. En la verticalidad de Suárez y en la habilidad de Neymar, Leo ha encontrado dos aliados que lo interpretan a la perfección”, explica Sacheri. “Además”, añade el argentino; "Neymar y Suárez saben presentir lo que Messi está viendo que puede suceder”. “Messi, que es el faro que ilumina todo, está mucho menos comilón (chupón) y los tres se dieron cuenta que existe belleza en compartir la pelota”, interviene Ferreiro. Y completa Veríssimo: “Messi los recibió como complementos para su fútbol, y Suárez y Neymar no se sienten cohibidos frente a Leo”.

“Qué los tres estén juntos en el cuadro más importante del momento es un poco de justicia para con la historia del fútbol. Justicia poética con el dribling. La gambeta no la tenía el fútbol inglés. Esa manera de jugar la desarrolla el débil. Eso nos pertenece. Ese es nuestro aportación al fútbol”, concluye Ferreiro. Mientras Messi, Neymar y Suárez se divierten en el campo, la pelota escribe su historia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información