Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Juve gana la Copa y sueña con el triplete

El equipo italiano, rival del Barça en la final de Berlín, consigue su segundo título de la temporada tras derrotar a la Lazio en la prórroga

Copa Italia: Juventus Ampliar foto
Los jugadores de la Juve celebran el gol de Matri que valió la Copa

Sólo hay dos equipos en Europa que aspiran al triplete: Juventus y Barcelona. Después del scudetto conseguido hace un par de semanas, el conjunto italiano festejó esta noche el segundo título de la temporada: la Copa. A la espera de la cita del 6 de junio en Berlín contra el conjunto de Luis Enrique, Allegri consiguió su segundo trofeo en su primera temporada en el banquillo bianconero. Un gol de Matri en la prórroga (2-1 contra la Lazio en el Olímpico) acerca así los italianos al triplete. "La final de Berlín está lejos... dejadnos disfrutar de esta Copa", pidió el capitán, Giorgio Chiellini al final del partido. 

Sufrió la Juve (sin Morata y Marchisio, sancionados) que tuvo que remar y mucho primero para remontar y después para conseguir un doblete que no celebraba desde la temporada 1994-95 con Marcello Lippi en el banquillo. Decía Allegri en la víspera que, de ser un animal, su equipo sería un tigre. “Por el hambre, la determinación y las ganas de imponerse”. Incluso en noches como las de hoy–poca frescura, juego espeso, Pogba y Vidal desaparecidos y Llorente como un cuerpo extraño-, la Juve juega con el piloto automático. Ha aprendido a hacerlo. Ha adquirido tanta seguridad que sabe sufrir y sabe manejar con paciencia las situaciones más complicadas. Ya lo demostró en el Bernabéu la semana pasada. "Disputar tres competiciones no es fácil, esta victoria significa que hay un buen grupo y que estamos bien físicamente", explicó Allegri a pie de campo.

De entrada la Lazio sorprendió a Allegri con un 3-4-3 y con una presión tan alta que arrinconó a la Juve en su campo durante muchos minutos del partido. Empató Chiellini siete minutos después del tempranero gol de Radu, pero necesitó la prórroga para darle la vuelta al marcador. Lo consiguió con Matri (segundo gol de la temporada) que entró por un apagado Llorente. Echó de menos la Juve a Morata, sancionado ayer y al que se le vio sentado en el palco mordiéndose las uñas. No quiso reservar a nadie Allegri. Ni a Pirlo aunque su condición física y edad pidan a gritos dosificarse. “No se puede descansar hasta el 6 de junio”, aseguró el técnico que ahora tiene algo más de dos semanas para preparar la final contra el Barcelona de Luis Enrique, Leo Messi, Neymar y compañía. Soñar con el triplete es gratis.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información