Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona tantea a Ancelotti si Luis Enrique descarta seguir

El entrenador del Madrid figura en una lista de posibles sustitutos en el caso de que el técnico asturiano dé por insuperables sus diferencias con Messi

El Barça tantea a Ancelotti Ampliar foto
Ancelotti, antes de una rueda de prensa EFE

El Barcelona ha incluido a Carlo Ancelotti en su lista de técnicos de reserva previendo la contingencia de que Luis Enrique resuelva no continuar más allá de la final de la Champions, según fuentes de la comisión deportiva del club azulgrana. El técnico del Madrid, vigente campeón de la máxima competición de clubes de Europa, es uno de los candidatos que figuran en la agenda de esa comisión, dedicada desde hace semanas a elegir una terna de entrenadores para ofrecer a la directiva. La inestable situación de Ancelotti en el Madrid, que sigue buscándole un sustituto, hace pensar a los responsables culés que la solución a un eventual vacío en el banquillo del Camp Nou se encuentra en el cuartel enemigo. Los contactos, según el entorno de Ancelotti, han sido informales, nunca por vía directa. El italiano preferiría seguir en el Madrid, pero sospecha que le quieren despedir. El Barcelona desmintió ayer estas informaciones "categóricamente".

Luis Enrique no ha querido confirmar su deseo de continuar al frente del equipo y en el Barça cunde la preocupación. Fuentes del club explican las reticencias del asturiano en su sentido del honor, herido por la difícil relación que ha mantenido con Messi a lo largo del curso. “Él es un hombre muy orgulloso”, dice un representante de este órgano. “Las posibilidades de que no esté el año que viene son del 70%”.

Ariedo Braida recomienda a su paisano. Cree que congeniaría muy bien con Messi

Ante la amenaza de quedarse sin entrenador en pleno verano y a un par de semanas de las elecciones presidenciales de junio, los dirigentes se han puesto a buscar alternativas. Klopp, Oscar García o Frank de Boer también son objeto de informes. Hace unos días, en una de las reuniones de la comisión deportiva, Ariedo Braida, el responsable del fútbol internacional, emitió un consejo que en la directiva se han tomado muy en serio: el mejor candidato, en caso de emergencia, es Ancelotti.

El informe de Braida

La exposición de Braida constó de tres partes. Primero, advirtió que la mejor opción era mantener a Luis Enrique, y que se debían hacer todos los esfuerzos posibles en esa dirección. Segundo, señaló que, en caso de que Luis Enrique permaneciera firme en su idea de abandonar el club, la mejor opción era Ancelotti. No solo por su constatado buen gusto futbolístico, su trayectoria de éxito en tres Ligas y sus tres Champions. Fundamentalmente por el excelente rendimiento que ha conseguido sacar de las estrellas que ha tenido a su cargo a fuerza de empatía y tacto.

Benítez gana adeptos en la directiva

Diego Torres

El aire se torna cada vez menos respirable para Ancelotti en el Bernabéu. Los dirigentes del Madrid siguen sin confirmar la continuidad del entrenador, a quien solo han dado largas cuando ha preguntado si esperan que cumpla su contrato, que acaba en junio de 2016. El italiano se dirigió a los ejecutivos del club el martes con la esperanza de que le aclarasen si piensan contar con él y le replicaron que no le podían ofrecer una respuesta. En los últimos días, según fuentes de la directiva, ha ganado peso la opinión de uno de los grupos más cercanos al presidente, Florentino Pérez, proclive a despedir a Ancelotti bajo el argumento de que en el Madrid es imposible sostener a un entrenador que acaba la temporada “sin ganar nada”. Esta facción parece olvidar que el equipo logró una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes en esta campaña.

Los consejeros de Florentino se dividen en dos bandos. De un lado, los preocupados por la excesiva exposición del presidente a un posible fracaso, en caso de prescindir de Ancelotti. Creen que asumiría demasiados riesgos echando a un técnico que ha ganado cuatro títulos en dos temporadas, querido por los jugadores y respaldado por parte de la afición. Del otro lado se colocan los amigos del presidente con influencia en los medios de comunicación, que cuentan con la simpatía de José Ángel Sánchez, el director general corporativo del Madrid. Este es partidario de contratar al entrenador del Nápoles, Rafa Benítez.

La carta de Benítez ha cobrado fuerza ante las dudas que inspiran Zidane y Klopp, y las vacilaciones de Löw. El madrileño, campeón de la Champions con el Liverpool en 2005, fue empleado del club durante su etapa formativa. Mantiene una buena relación con Sánchez, que siempre le coloca a la cabeza de su lista de opciones de auxilio.

Braida estima que lo fundamental en el Barcelona es conseguir que Messi y Neymar rindan a su mejor nivel. Para ello, juzga que deben encontrarse a gusto, y el mayor experto mundial en gestionar vestuarios en las últimas dos décadas ha sido el actual entrenador madridista. Desde Zidane a Cristiano, pasando por Shevchenko, Pirlo, Kaká, Drogba o Ibrahimovic, Ancelotti ha sintonizado con todas las estrellas. Entre sus méritos destacan el haber convertido a Shevchenko y Kaká en Balones de Oro.

En tercer lugar, Braida recordó que Ancelotti cumplía con los requisitos puramente técnicos. Los propios analistas del Barcelona lo verificaron en el último clásico del Camp Nou  y en la ida de cuartos de la Champions en el Calderón ante el Atlético. El técnico del Madrid no solo sabe organizar a los equipos para jugar al contragolpe. El hombre, según los expertos del Barça, reúne un conocimiento de primer orden para hacer que sus equipos lleven la iniciativa. Incluso sin tener las piezas adecuadas, en el Madrid logró que sus jugadores hicieran la presión alta y administraran la pelota con gran eficacia. Con Neymar y Messi, los mejores futbolistas del mundo para desempeñarse en espacios reducidos, y con un mediocentro tan especializado en mantener el equilibrio defensivo como Busquets, el éxito estaría garantizado.

Carletto quiere seguir

En el Barça, Braida, de 69 años, solo tiene poder como consejero. Fue director general del Milan entre 1986 y 2013. Coincidió con Ancelotti en el club lombardo durante una década y ambos mantienen una excelente relación. Su principal función en el Barça consiste en negociar fichajes a pesar de que el club catalán no podrá contratar jugadores en 2015 a causa de la sanción de la FIFA por las irregularidades en los traspasos de menores.

En el entorno de Ancelotti aseguran que los contactos con el Barcelona han sido meramente informales, nunca directos, ni con directivos ni con ejecutivos del club azulgrana. El técnico quiere cumplir su contrato en el Madrid, siempre que el presidente así lo desee.

Por otro lado, el Madrid comunicó el lunes a Casillas que cuenta con él para la próxima temporada. No se lo comunicó el entrenador porque la continuidad de Ancelotti está en el aire. Fue José Ángel Sánchez, el director general ejecutivo, quien se reunió con el capitán. Esta decisión, sin embargo, no paraliza el intento de fichar a David de Gea, el portero español del Manchester United.

Más información