_
_
_
_
_

Alessandro Del Piero: “Tengo respeto infinito por el Bernabéu”

El ex jugador de la Juve habla del partido de esta noche y también de sus experiencias en Australia y en la India que le han ayudado a estar más con la gente y a fiarse de los demás

Alessandro Del Piero, esta semana en la Universidad Bocconi de Milán
Alessandro Del Piero, esta semana en la Universidad Bocconi de MilánANDREA NINNI

Alessandro Del Piero dice que de pequeño era tan tímido que jugaba a la petanca, solo, porque le costaba juntarse con los demás niños. Sus primeros trofeos, de hecho, los ganó con la petanca. Ahora, a sus 40 años (41 en noviembre) dice que ha aprendido a disfrutar, a estar más con la gente, a fiarse de los demás. Fundamentales han sido sus experiencias en Australia e India. Allí fue a jugar (2012-14 en el Sidney y 2014 hasta hace pocos meses, en el Delhi Dynamos) después de decir adiós a la Juve (2012). Antes de coger un avión para volver a Estados Unidos, donde vive actualmente, y después de una breve visita a Italia, contesta a EL PAÍS por correo electrónico.

Pregunta. ¿Cómo ha hecho para no engordar desde que ha dejado el fútbol?

Respuesta. Me mantengo en forma, sigo entrenándome a diario porque me es lo que me gusta y porque nunca se sabe… Además, mis tres hijos no dan descanso y me mantiene activo todo el día. He de decir, de todas formas, que el fútbol, aunque no de elite, es competitivo desde el punto de vista físico.

P. ¿Qué es lo primero que piensa ahora cuando se despierta?

R. En la suerte que tengo de despertarme al lado de mi familia. Y después en el futuro, en lo que me queda por hacer. No me faltan proyectos, dentro y fuera del campo.

Más información
Del Piero y la ovación del Bernabéu
Del Piero y el más allá
Última noche con Del Piero
Allegri borra la sombra de Conte
La Juventus hace temblar al Madrid

P. ¿No tiene nostalgia del pasado?

R. Mentiría si te dijera que no pienso en el pasado, en mis victorias, en los momentos que viví con la camiseta de la Juve y de la selección italiana… ¿Pero quién no lo haría? Eso no me impide ser sereno, me hace sentir satisfecho y me da motivaciones para centrarme en mis pasiones del mañana.

P. ¿Ha decidido que quiere ser de mayor?

R. No me faltan propuestas para seguir jugando, quizás acepte alguna en breve. Por lo demás, estoy estudiando, dedicándome tiempo y dedicándoselo a mi familia. Vivo en Estados Unidos, perfecciono mi inglés, intento sacar ideas de un país que ofrece muchísimas. Y viajo, viajo mucho a Italia y al resto del mundo. Hasta he probado a surfear… pero necesito más clases.

P. ¿Se envejece más rápido fuera o dentro del campo?

R. Conozco jóvenes muy viejos y viejos que tienen el entusiasmo y las ganas de un chavalín.

P. ¿Cuántas veces ha abierto el baúl de los recuerdos?

R. Todas las veces que me lo piden, lo hago con gusto. Ocurre cuando me paran los aficionados en la calle, durante las entrevistas. Pero de mí no sale, cuando estoy solo no lo suelo abrir casi nunca. No es porque me traiga melancolía, ni porque no sea feliz de mirar esos años maravillosos.

El Madrid parecía favorito antes de la ida, pero el 2-.1 de Turín ha igualado las diferencias. En el Bernabéu puede pasar cualquier cosa"

P. Ha estado estos días en la Universidad Bocconi de Milán ¿qué puede enseñarle a los chicos de hoy día?

R. ¡Querrá decir lo que me pueden enseñar ellos a mí! Ha sido una experiencia bonita, me gusta escucharlos, intercambiar opiniones, escuchar sus proyectos, su visión del futuro. Hay mucha energía y entusiasmo. Los profesores están para dar clases, yo sólo espero haberles dado un poco de confianza para que sigan sus caminos, con ganas, sin dejarse contagiar por el pesimismo que a veces les rodea.

P. ¿Qué echa de menos de un vestuario?

R. Nada porque he vivido en él hasta hace muy poco. Es un lugar sagrado que construye no sólo victorias sino también grandes relaciones.

P. ¿Cuál es la imagen que más le impactó en la India?

R. Ha sido algo abrumador. Desde el punto de vista humano me hizo enfrentarme a una realidad que ni siquiera había llegado a imaginar. Ves contrastes tremendos que conviven a diario: riqueza y pobreza, gran retraso y gran modernidad y desarrollo. Es chocante. En cuanto al fútbol, ayudé a promocionar la Indian Super League que ha echado las semillas para crear un movimiento futbolístico con grandes perspectivas de futuro.

P. ¿Hay algo que aprendió en Australia que no había aprendido en ningún otro sitio?

R. A vivir con una mentalidad más abierta, fiándome más de los demás; a estar más con la gente, a disfrutar y compartir cosas con ellos con libertad y sin presiones.

P. ¿En qué le han cambiado Australia y la India?

R. Me han enseñado a ver las cosas con una perspectiva más amplia.

P. ¿Qué recuerda de su gol al Real Madrid en la vuelta de las semifinales de Champions en Turín? [3-1 para la Juve y pase a la final]

R. Ese gol entra en los diez más importantes de mi carrera. Fue uno de los mejores partidos disputados por la Juve en la que yo jugué.

P. ¿Y qué recuerda de esa eliminatoria?

R. El boato que siguió a los tres goles que marcamos. Pocas veces lo escuché tan fuerte. También la grandeza de los galácticos y la estima y el respeto infinito que siempre le he tenido al público del Real Madrid. Son extraordinarios.

P. ¿Quién de ese Madrid le hizo la vida más difícil?

R. Complicado dar un solo nombre, era un equipazo… no pasa a menudo enfrentarte a Ronaldo, Figo y Zidane con la misma camiseta.

P. ¿Quién gana esta noche?

R. 50 y 50. El Madrid parecía favorito antes de la ida, pero el 2-1 de Turín ha igualado las diferencias. En el Bernabéu puede pasar cualquier cosa…

P. ¿Cuántos partidos ve a la semana?

R. Muchísimos, pero de la NBA. Eso sí, esta noche sólo hay espacio para el fútbol.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Eleonora Giovio
Es redactora de deportes, especializada en polideportivo, temas sociales y de abusos. Ha cubierto, entre otras cosas, dos Juegos Olímpicos. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS; ha sido colaboradora de Onda Cero y TVE. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Bolonia y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_