Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lorenzo recupera el instinto

Tiempo récord y pole para el de Yamaha en Jerez, donde Márquez es segundo

Lorenzo, tras lograr la pole position en el circuito de Jerez. Ampliar foto
Lorenzo, tras lograr la pole position en el circuito de Jerez. REUTERS

Cuando llegó a Jerez tomó una decisión: pensar poco encima de la moto. Siempre defendió Jorge Lorenzo que, al manillar, hay que darle pocas vueltas a la cabeza. Quizá por eso cuando otros pensamientos le disturban no le salen los tiempos. Como en el inicio de este Mundial de 2015, en el que había permanecido en un segundo plano. Hasta que se presentó en tierras gaditanas. Y puso en marcha el plan: “Pensar poco y pilotar más por instinto”, explicó el viernes. Fue el más rápido en todas las sesiones –a excepción del FP4, esa sesión en la que se trabaja el ritmo de carrera, donde fue segundo a dos décimas de Iannone– y, además, exhibió una constancia en la pista como nunca antes este curso. Llegada la clasificación del sábado, remató la faena. Lo hizo con una pole y un tiempo récord.

Sabía que lo mejor era usar tres neumáticos, pero después de la caída en la última sesión decidí no tomar el riesgo”

Marc Márquez, piloto de Honda

Lo hizo, además, con una estrategia a dos paradas, siguiendo el ejemplo de Márquez, quien ya innovó con esta fórmula, precisamente, en el circuito de Jerez hace un año (y de nuevo en Argentina dos semanas atrás). Lorenzo, a quien siempre le gustó este trazado –aunque en MotoGP ganó por primera vez en el 2010–, salió tan pronto como pudo del pit lane, hizo una primera vuelta lanzada velocísima y volvió a su garaje; se tomó el tiempo justo para cambiar de moto y escuchar las indicaciones de su ingeniero de pista, Ramon Forcada, y salió otra vez para repetir la jugada. Lo hizo en dos ocasiones. Las dos paradas le permitieron hacer tres vueltas lanzadas con neumático nuevo (y el más blando de aquellos de los que disponen) y en las tres ocasiones redujo un poco más el tiempo. Hasta bajar más de tres décimas de segundo en el último intento. Lo suficiente como para alejar a Márquez, que lo intentaba, del primer puesto.

Lorenzo fijó un tiempo récord. “Estoy muy satisfecho por este tiempo que no imaginaba que podría alcanzar, pero lo intenté con el tercer neumático nuevo; sabía que la primera fila la tenía asegurada. Lo di todo, tiré y tiré, no me caí y logré ese tiempazo”. Sin duda ha cambiado algo en su percepción de los grandes premios. Desplazada la atención hacia Márquez y Rossi, el mallorquín ha decidido olvidarse de los estilos y las líneas de los otros para pilotar como él se siente más cómodo: “como me sale, sin pensar en si el cuerpo está mejor o peor puesto para la frenada”, decía.

Primera 'pole position' para el joven Quartararo en Moto3

Cumplió los 16 hace solo unos días, el pasado 20 de abril. Y aunque no hubiera podido debutar en el Mundial hasta este gran premio, el de España, y en Jerez, un circuito que conoce bien, al chico le permitieron hacerlo en la primera carrera del año, en Qatar. Entonces, Fabio Quartararo todavía tenía 15, edad insuficiente para estrenarse en el Mundial, pero los organizadores del Mundial decidieron hacer una excepción. Por él. Por su talento. Porque venía de ganar dos años el Campeonato de España de Velocidad y la categoría de Moto3 nacional se le había quedado pequeña. Se aburría en las carreras el último año. Ahora tiene rivales y competencia. Aunque eso no le frena en absoluto. En Austin, su segunda carrera, subió al segundo escalón del podio. Y este sábado, en Jerez, ha hecho el mejor tiempo de la clasificación ante un Kent (ganador de las últimas dos carreras) en plena forma. Conocer el circuito le ha dado el poco impulso que necesitaba y suya será la pole position. Aspira a ganar su primera victoria en el Mundial. Cuenta con la ayuda de la pequeña Honda, la mejor máquina de la parrilla este curso.

La suya fue la vuelta más rápida dada nunca en Jerez: 1m, 37'910s, dos décimas mejor que la pole de Márquez del año pasado, aquella que también consiguió con dos paradas. No se atrevió esta vez: su dedo meñique –operado el sábado pasado con una fractura con desplazamiento– se lo impide. Al menos, le impide arriesgar más de la cuenta. Pues aun así terminó segundo. “Esto para mí es como una pole. El objetivo era estar en primera línea. Sabía que lo mejor era usar los tres neumáticos, pero después de la caída en el último entrenamiento [una caída a poca velocidad en el FP4] decidí no tomar el riesgo. Prefiero estar mañana al 100%”, declaró él, que ha renunciado a los calmantes para el dolor durante el fin de semana. Los tomará solo para aguantar la carrera: 27 vueltas a más de 30º pueden ser muchas vueltas cuando el físico no acompaña.

Márquez aspira al podio, según sus declaraciones. Lorenzo quiere apuntarse el primer triunfo del año, pero sabe que no será fácil: “La carrera es muy diferente de los entrenamientos. Será dura. Son muchas vueltas, y con este calor...”. En tercer lugar saldrá Iannone. Y en la segunda línea y desde la quinta posición lo hará Rossi, el líder del mundial. No será un impedimento para él, que ha logrado sus últimas tres victorias desde la octava plaza de la parrilla.

En Moto2 la pole fue para el campeón del mundo, Tito Rabat, que logra así la primera plaza de la parrilla por primera vez este año. Jerez, el circuito en el que ha realizado tantos entrenamientos este invierno, le ha ayudado a recuperar las buenas sensaciones del año pasado. Un cero en la primera carrera, un cuarto en la segunda y un 12º en la última no han sido buenos resultados para la moto que luce el número uno. En la primera línea acompañarán a Rabat, Rins (maravilloso el debut) y Folger.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información