Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid buscará la gloria en casa

Los blancos disputarán en el Palacio su cuarta Final Four en cinco años tras batir al Efes en el cuarto partido (63-76) con Llull y Rudy al mando

El Fenerbahçe de Obradovic será el rival en la semifinal

Euroliga Ampliar foto
Llull lanza ante Saric EFE

El Madrid disputará su cuarta Final Four en cinco años tras superar la resistencia de un correoso Efes en el cuarto partido de la serie. Un parcial de 24-43 en la segunda mitad selló el billete del conjunto de Laso hacia su gran cuenta pendiente. La obsesión por la Copa de Europa cumple ya 20 años y el conjunto blanco peleará del 15 al 17 de mayo en su Palacio por actualizar la fotografía del equipo de Sabonis y compañía en Zaragoza, que amarillea en el museo del club más laureado del continente.

Efes, 63-Real Madrid, 76

Efes: Draper (5), Janning (10), Osman (2), Saric (9), Lasme (8) —cinco inicial— Balbay (0), Perperoglou (0), Batuk (5), Krstic (16), Heurtel (3), Bjelica (5).

Real Madrid: Llull (14), Rudy (17), Rivers (0), Reyes (10), Ayón (2) —cinco inicial— Nocioni (6), Maciulis (3), S. Rodríguez (12), Carroll (10), Slaughter (2).

Parciales: 21-18; 18-15; 10-18 y 14-25.

Árbitros: C. Christodoulou (Gre), R. Lottermoser (Ger) y P. Taurino (Ita). Sin eliminados.

Abdi Ipekçi Arena de Estambul, 11.093 espectadores.

Llull, Felipe, Sergio Rodríguez y Rudy, los clásicos, se encargaron de pasaportar al Efes de Krstic y Saric en otro partido de vaivenes en el que triunfó el sobresaliente elenco madridista, capaz de defender con abnegación y atacar con furia. Un cambio de guion tras el descanso acabó con la intriga y rindió a los de Ivkovic.

En el tercer partido, Janning se quedó con la fama del ejecutor, pero fueron Saric y Krstic los que cardaron la lana. El joven croata de 21 años y el veterano serbio de 31 ejercieron de jugadores franquicia agitando el ataque turco por fuera y por dentro y, en el cuarto asalto, el Efes repitió el plan en su reválida. Salieron lanzados los locales espoleados por la victoria del martes y con Saric como estilete (9-2, m. 3), se rearmó el Madrid con una racha prolífica desde el perímetro (12-13, m. 6, con un 3 de 4 en triples) y de nuevo apretó los dientes el Efes con otro parcial de 7-0 (19-13, m. 8). Para entonces, Ayón y Nocioni ya sumaban dos faltas y la pintura comenzaba a ser territorio comanche para los madridistas.

Los blancos dominaron de inicio el rebote ofensivo, pero la inercia cambió cuando Krstic rompió a sudar. La defensa de Maciulis y el tino de Llull atajaron el primer intento de demarraje del Efes (26-18, m. 12); sin embargo, ninguna de las torres blancas era capaz de zurcir el roto bajo los aros. Al descanso, los pívots de Ivkovic acaparaban la producción turca mientras que el Madrid solo contabilizaba cinco puntos en la pintura (tres de Nocioni y dos de Slaughter). La editorializante actuación arbitral consolidó la diferencia local en el marcador. En los primeros 20 minutos el Efes lanzó 17 tiros libres por sólo tres para el Madrid, que se movía incómodo, espeso y a contrapié.

Laso celebra la victoria con el banquillo madridista ampliar foto
Laso celebra la victoria con el banquillo madridista EB via Getty Images

Laso rescató en la caseta su prolífico catálogo de defensas en zona y cortocircuitó el optimismo del Abdi Ipekçi en un santiamén. El Efes se quedó seco ante la voracidad del Madrid que volvió a disfrutar desde el sufrimiento de mantener una presión asfixiante a media pista que disparó las pérdidas de balón de los locales (18 al final por las cuatro de los blancos). Las carreras de Llull y el desembarco de Felipe Reyes coronaron un contundente parcial de 3-16 que volteó definitivamente el duelo (42-49, m. 27).

Ante la emergencia, Ivkovic reclutó a Bjelica y reunió a Hertel con Draper para recuperar la partitura. Pero no tuvo éxito. El Madrid ya había encontrado el equilibrio entre la pausa y el vértigo. En territorio de metrónomos tomó la batuta Sergio Rodríguez. Las manos de prestidigitador del Chacho y de Carroll consolidaron la ventaja (49-58, m. 32) y allanaron el camino hacia la Final Four. Rudy remató la faena para pelear por la Novena en el Palacio. El Fenerbahçe de Obradovic será el penúltimo obstáculo en la semifinal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información