Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcelo coge el mando

El lateral del Madrid, suplente y después revulsivo en la final de Lisboa, acapara el protagonismo en defensa y en ataque

Marcelo y Cristiano bromean en el entrenamiento previo al derbi Ampliar foto
Marcelo y Cristiano bromean en el entrenamiento previo al derbi AP

“Marcelo tiene muchísima más calidad que yo. Yo era muy rápido, pero él tiene velocidad y muchísima habilidad con el balón”. Lo dice Roberto Carlos, el jugador extranjero que más veces ha vestido la camiseta blanca (527 partidos), que durante 11 años fue el dueño de la banda izquierda del Madrid, logrando además 67 goles. En su última temporada y media, el club fichó a otro brasileño para ir preparando el relevo. Ese otro brasileño tiene ahora 26 años y lleva 8 temporadas en Chamartín (21 goles en 311 partidos). Es el animador del vestuario blanco y uno de los protagonistas sobre el campo. Marcelo no estaba el día de la goleada del Atlético en el Calderón (4-0) –se perdió el partido por sanción-; y tampoco apareció en el once titular el día de la final de Lisboa.

Ancelotti le prefirió Coentrao. Hasta que tuvo que rectificar su plan inicial. Marcelo entró a la hora de partido y le dio al Madrid el empujón que necesitaba para remontar la final. Marcó, además, el 1-3. “El míster es el que decide, yo estaba disponible y no perdí la fe en ayudar al equipo. Entré como uno más y conseguí ayudar a mis compañeros a ganar la Champions. Siempre me consideré importante para el equipo, no sólo en ese partido”, contestó ayer el brasileño cuando le preguntaron cómo vivió aquella final y qué ha cambiado para que ahora sea el titular indiscutible.

Marcelo no ha tenido competencia. Mientras que en el lateral derecho Ancelotti iba y va alternando a Carvajal y Arbeloa, el brasileño es el dueño absoluto del carril izquierdo. La temporada pasada perdió continuidad por un problema de rodilla primero y por problemas musculares después –Coentrao fue titular por eso a partir del partido de vuelta de octavos contra el Schalke-, y, aun así, jugó el doble de minutos que su colega portugués (3.001 por 1.506). “Es muy rápido y yo tengo confianza en él”, decía Ancelotti en enero. En pleno bajón físico del equipo, Marcelo, junto a Isco, fue de los pocos que mantuvo el nivel. Suma 3.405 minutos esta temporada, por los 774 de Coentrao. El portugués fue uno de los más señalados el día de la debacle en el Calderón.

Llegamos bien y con más confianza a este partido respecto al que perdimos en febrero”, explicó ayer Marcelo sentado al lado de Carlo Ancelotti. “No hay favorito, nosotros nos vamos a dejar la piel para poder ganar, sin pensar en la racha negativa que llevamos en los derbis”, prosiguió. ¿Cuántas veces has recordado esta semana el gol de Ramos en la final?, le preguntaron. “Ninguna, esta semana ninguna”, respondió. El lateral va a lo suyo. Centrado en el duelo de esta noche. Y en dar aire y empuje al juego del Madrid como viene haciendo desde principio de temporada.

Ellos pelean mucho, son intensos, pero tenemos dos partidos para demostrar que podemos ganar. Hay que jugar y pelear hasta el final”.

MARCELO

Sus estadísticas no varían entre Liga y Champions. El protagonismo que ha asumido Marcelo en el equipo siempre es el mismo. Inicia y finaliza las jugadas con buen criterio, centra, regatea pero también recupera muchas veces el balón. 42 son sus recuperaciones en Champions (una cada 12,8 minutos), 181 en Liga (una cada 13,9). Ha dado 396 pases buenos de 479 en Champions y 1584 de 1956 en Liga, con un porcentaje de acierto de 82,6 y 80,9, respectivamente. 152 centros son los que ha metido en ambas competiciones, 540 las jugadas que ha iniciado, 491 las que ha finalizado. Ha marcado un tanto y suma 7 asistencias. Y dice estar listo para el combate. “Ellos pelean mucho, son intensos, pero tenemos dos partidos para demostrar que podemos ganar. Hay que jugar y pelear hasta el final”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información