Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siempre en la misma banda

Víctor y Manuel Pablo rememoran viejos tiempos en beneficio del Deportivo

Víctor Sánchez da instrucciones a sus jugadores Ampliar foto
Víctor Sánchez da instrucciones a sus jugadores EFE

El jugador es un mes más mayor que el entrenador, corrieron juntos por la misma banda durante años, mucho sudor, muchas coberturas, tantos centros… cuatro títulos. Ahora se han aliado para darle vida al Deportivo en la lucha por la permanencia. Víctor Sánchez del Amo debutó como entrenador del equipo blanquiazul en Anoeta y recurrió a Manuel Pablo para suplir la ausencia de Luisinho, sancionado, para blindarse en definitiva de tantas cosas. Apenas había jugado un partido el zaguero canario esta temporada, en el Bernabéu y como central. Contra la Real Sociedad fue lateral izquierdo y a pierna cambiada se sacó el centro que valió un valioso empate para el Deportivo. “Demostró una gran profesionalidad porque no es sencillo jugar cuando no lo haces habitualmente. Salió en una cita dificilísima e hizo un partidazo sin errores”, glosó Víctor tras el pitido final. “Mi centro lo hicieron bueno los compañeros”, resumio el futbolista.

“Vemos el fútbol de la misma manera y tenemos muy buena relación. Sabe que estoy para ayudarle en lo que necesite”, apunta Manuel Pablo sobre su amigo entrenador. “Ese vínculo no cambia, siempre hemos mantenido el contacto incluso después de que dejase el club y después se retirase como jugador”, aclara. Desde que Víctor se reincorporó al Deportivo el pasado jueves han hablado mucho. “Lo que más quería él es que pusiéramos en práctica todo lo que habíamos podido trabajar y creo que lo logramos. Además nos sobrepusimos a que la Real se adelantase dos veces en el marcador. No perdimos la cara y fuimos competitivos”, apostilla el veterano defensor.

Jaleado a la salida del estadio por los aficionados deportivistas desplazados a San Sebastián, Víctor se marchó satisfecho tras su primera experiencia como mandamás en un banquillo de Primera. “Ha sido un buen punto de partida para un proyecto tan bonito y especial en un club al que tengo tanto cariño. Le he dado las gracias a los jugadores porqu han tenido confianza en lo que les planteamos y fueron capaces de desarrollarlo”. El Deportivo busca solidez y traza una estrategia para que esas transiciones defensivas que tanto daño le han hecho hasta ahora sean inocuas. “Era fundamental estar compactos y hacer ayudas. Que no haya habido contras de la Real tiene que ver también con un buen trabajo de posicionamiento y de actitud”, explica el nuevo técnico deportivista.

“Todos los jugadores van a ser protagonistas. El once titular es una circunstancia a la que obliga el reglamento, pero todos tienen importancia y han estado a un nivel altísimo, los que jugaron, compañeros que se han quedado en el banquillo animando o los que se quedaron fuera y entendieron que una primera lista en apenas tres días de trabajo es complicada de hacer. Los necesitamos a todos”, recalca Víctor. El sábado contra el Atlético y en Riazor vivirá una nueva estación en este viaje que ha emprendido. “Me hace muchísima ilusión volver al estadio y encontrarme con toda la afición”, anuncia. En Anoeta ya contactó con una parte de ella. “A seguir así, que nos tenemos que salvar”, le apretaron los aficionados mientras partía de Anoeta. Víctor se acercó a ellos, les agradeció el apoyo y garantizó unos mínimos. “Estad seguros de que vamos a seguir con esta actitud. Vamos a ir a más”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información