Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

La estrategia de Niki Lauda

El austríaco anima a quienes amenazan con abandonar la F-1 a que lo hagan: "Mercedes puede suministrar motores a toda la parrilla"

Niki Lauda charla con Nico Rosberg Ampliar foto
Niki Lauda charla con Nico Rosberg

Niki Lauda siempre trató de minimizar los riesgos, lo hizo como corredor y lo sigue haciendo ahora desde su poltrona de presidente no ejecutivo de Mercedes. El modo que tiene Lauda de entender este negocio es uno de los elementos diferenciales que han hecho posible que la marca de la estrella domine el campeonato a su antojo a partir del diseño del propulsor más eficiente de la parrilla.

Gracias al PU106B, la escudería de Brackley ya no solo dispone del mejor material, sino que de alguna manera hasta se puede permitir el lujo de controlar gran parte de la parrilla a partir del acuerdo que tiene con Williams, Lotus y Force India. El contrato entre Mercedes y estas tres estructuras refleja que todo aquel que quiera disponer de la unidad de potencia diseñada en de la planta de Brixworth debe abonar una cantidad que ronda los 25 millones de euros. Dada la coyuntura económica de la mayoría de fábricas, las hay, como Lotus y Force India, que las pasan moradas para poder afrontar los plazos.

La tabla de tiempos es el reflejo de lo que pasa detrás. Lewis Hamilton y Nico Rosberg, los dos pilotos oficiales de las flechas de plata, conducen un prototipo con la última especificación que no siempre les llega a la vez a los demás. Entonces, ¿cómo es que nadie reconoce en público que esto ocurre? La respuesta es la más habitual en la F-1: "Porque hay una cláusula dentro del contrato que has firmado con ellos que te condiciona", afirma un ejecutivo que hasta hace bien poco sufría la posición de privilegio del constructor de Stuttgart. Para un viejo zorro como Lauda es el escenario perfecto.

El tricampeón del mundo no solo defiende a los suyos , sino que anima a los demás a materializar las amenazas que están lanzando últimamente. ¿Que Red Bull trata de chantajear a los promotores y asegura que puede plantearse dejar la F-1 si Renault no le ofrece un buen motor? El expiloto lo firmaría mañana. "Cuando yo ganaba había dos motores Ferrari otros 20 que eran Cosworth, y nadie se quejaba. Si Renault y Honda deciden irse, ofreceremos 20 motores a todo el mundo, ¿dónde está el problema?", ironiza Lauda.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información