Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía francesa acusa a la estrella del balonmano Nikola Karabatic

El fiscal pide sentar en el banquillo al líder azulgrana y de la selección francesa de balonmano por estafa en un caso de apuestas deportivas

Nikola Karabatic, el pasado 5 de enero en Pornic (Francia).
Nikola Karabatic, el pasado 5 de enero en Pornic (Francia). AFP

Niko Karabatic tardó cinco días en bajar a la tierra, volver entre los vulnerables. El pasado domingo, el central del Barça se proclamó campeón del mundo por tercera vez ante la anfitriona catarí. Hoy viernes, la Fiscalía ha pedido el procesamiento de la máxima estrella del balonmano mundial actual por un caso de apuestas deportivas ilícitas que le persigue desde mayo de 2012. Es más, el fiscal pide que el hermano mayor de los Karabatic se siente en el banquillo, junto a otros 16 implicados, por “estafa” o “complicidad de estafa”. Se apostó hasta 88.000 euros en el partido señalado por la investigación. “Han tenido tiempo y expertos suficientes para recopilar pruebas de su encauzamiento. Me lo esperaba”, lamentó tras conocerse la noticia su letrado, Jean-Marc Nguyen-Phung, ante el micrófono de la emisora Radio Monte Carlo.

Karabatic siempre negó su implicación directa en el engaño, que mancha desde entonces su brillante carrera por la sospecha (dos oros olímpicos, en Pekín y Londres, tres Mundiales pues, y tres Europeos). Dijo en septiembre de 2012, cuando estalló el escándalo, que la culpa la tenía su novia, Géraldine Pillet, que fue ella quien había apostado sin su consentimiento miles de euros desde su móvil sobre el resultado al descanso (15-12) de un encuentro liguero de final de temporada, entre el Cesson-Sévigné, que luchaba por no descender, y el Montpellier, su equipo en aquella época, que ya se había proclamado campeón de Francia. El francés de origen serbocroata insistió ante los investigadores en que no había disputado el enfrentamiento debido a una lesión, así que no pudo haber influido en el marcador. De hecho, la Federación francesa le quitó en marzo de 2013 la sanción de seis partidos que le impuso en primera instancia ante la “falta de materialidad de las pruebas para su encauzamiento”. Su inculpación disciplinaria desmentida, quedaba pendiente su encauzamiento a nivel judicial.

La Fiscalía de Montpellier parece tener en su posesión material para volver a poner en marcha la investigación. Los investigadores han detectado conexiones desde el ordenador del actual jugador del Barça así como en su smartphone con páginas web de apuestas. Capturas de pantalla sobre el encuentro señalado también fueron halladas en su equipo, aseguró este viernes una fuente judicial a la agencia France Presse. El fiscal ha trasladado el sumario a un juez, quien dispone de tres meses para instruir el caso. El juicio podría celebrarse en junio de este año. Otras 16 personas también están señaladas por la investigación, entre ellas su hermano Luka y Samuel Honrubia, ambos coronados con Francia el pasado domingo, quienes admitieron a posteriori el engaño. Karabatic, desde el Olimpo del balonmano mundial, se encuentra solo ante su conciencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.