Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Rosillas’, 10.000 euros y aceite de Jaén

Las escuchas permitieron identificar al ciclista murciano Rojas entre los clientes de Ferrari

José Joaquín Rojas, en 2010.  Ampliar foto
José Joaquín Rojas, en 2010.

El grueso de los 551 folios del informe policial de la Operación Mito está dedicado, y perfectamente registrado, a recoger los indicios que demuestran las relaciones en 2010 de 34 ciclistas con Michele Ferrari. Son conversaciones, la mayoría, en la caravana en la que trabaja el médico-preparador, que para los investigadores están plenas de sobrentendidos y dobles sentidos y que no prueban prácticas dopantes. Entre los corredores que merecen capítulo propio hay viejos grandes ya retirados, como Denis Menchov, ganador del Giro de 2009 y de dos Vueltas y sancionado después de haber colgado la bicicleta, otros compatriotas rusos como Gusev, Kolobnev, Petrov o el ya retirado Karpets, compañeros en el Katusha, el omnipotente Vinokúrov, el checo Kreuziger, a quien la UCI quiere sancionar por su pasaporte biológico, los italianos Visconti, Scarponi o Pozzato, y también un español, el murciano José Joaquín Rojas, conocido como Rojillas en España y a quien, por la incapacidad italiana de pronunciar la jota, bautizaron Rosillas.

A Rojas, quien corría entonces en el Caisse d’Épargne, nombre entonces del equipo de Eusebio Unzue, se le dedica uno de los capítulos más cortos, de solo tres páginas. “Rojas nunca se ha comunicado telefónicamente con Michele Ferrari”, se lee en el informe, pero se beneficia de sus consejos comunicándose siempre a través de Stefano Ferrari [hijo del Mito], habitualmente por correo electrónico, triangulando así en sentido bidireccional los mensajes con el padre Michele”.

El 22 de agosto de 2010, Stefano le dice al padre que Rojas quiere hacer un test. El 2 de noviembre, Rojas envía un e-mail a Stefano para quedar para un nuevo test el 19 de noviembre. Cuando dicho día Rojas entra en el furgón de Ferrari para someterse a la prueba, los micrófonos allí ocultos graban su conversación con el preparador. En ella, según el informe, “Ferrari explica a Rojas cómo hacer los ejercicios del programa de entrenamiento. A continuación, habla también de una dieta rica en aceite de oliva de la zona de Jaén (Andalucía)”.

El informe transcribe también una conversación que dura 7m 36s en español iniciada a las 12h 18m 13s del 19 de noviembre de 2010:

—Ferrari: Bien, y la próxima temporada quieres seguir, ¿no?

—Rojas. Sí, sí...

—Ferrari: Este año lo has comenzado un poco así así... Has gastado 10.000 por todo y...

—Rojas. OK.

Y después siguen hablando del aceite de oliva. Y no hay más.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.