Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Belmonte nunca descansa

Tras batir el récord mundial de 1.500m el viernes, la española gana los 400 estilos, los 200 mariposa y los 400 libre en los nacionales

Mireia Belmonte, durante la prueba de 400 metros estilos. Ampliar foto
Mireia Belmonte, durante la prueba de 400 metros estilos. EFE

Mireia Belmonte nada tantas pruebas que a veces pierde la cuenta y ataca la piscina como en una burbuja, apretando al máximo porque no sabe ni cuántos largos lleva. El viernes, cuando batió el récord mundial de 1.500m, le ocurrió eso — “Al final me desconté y no sabía cuánto quedaba”—, lo que no le impidió volver este sábado a la piscina de Sabadell, donde se están disputando los Campeonatos de España, para sumar en solo dos horas tres nuevos títulos en un final de temporada lleno de alegrías: 400m estilos (4m 26,86s, récord de los campeonatos), 200m mariposa (2m 03,17s) y 400m libre (3m 55,36s, mejor marca de la cita).

El 2014 de Mireia

Europeos: Dos oros (200m mariposa y 1.500m libre), dos platas (400m estilo y 800m libre) y dos bronces (400m libre y 5 kilómetros en aguas abiertas). Total: seis medallas.

Mundiales en piscina corta: Oro en 200m mariposa, 400m estilos, 800m libre y 400m libre. Total: cuatro medallas.

Nacionales: Oro en 1.500m, 400m estilos, 200m mariposa y 400m. Total: cuatro medallas.

Récords mundiales: 200m mariposa en piscina corta (1m 59,61s), 400m estilos (4m 19,86s) y 1.500m en piscina corta (15m 19,71s). Total: tres.

“[Al final de temporada] No hay tanta presión ni tienes tantas obligaciones por conseguir medallas y marcas”, explicó Belmonte, que nada libre de cualquier grillete porque ya ha cumplido de sobra los objetivos del curso —ganó seis medallas en los Europeos y cuatro en los Mundiales de piscina corta— y tiene la diana puesta en las vacaciones que precederán a la preparación de los Mundiales de 2015. “Eso hace que nades más suelta, y si uno mantiene la forma, se pueden conseguir buenos registros”, aseguró la doble medallista olímpica.

Fred Vergnoux, el técnico francés de la española, que es quien marca los tiempos y las formas, ha diseñado un programa de la máxima exigencia de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La etapa de 2014 ya casi se cumple. En 2015 la meta está en los Mundiales, que al ser en año preolímpico servirán de termómetro. El objetivo final, en cualquier caso, es otro: lograr en 2016 que la combinación de resistencia y técnica que distingue a Belmonte, de 24 años, le permitan convertirse en la primera nadadora española que conquista una medalla de oro olímpica.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información