Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ludogorets examina a Illarra

Ancelotti estudia darle la manija al vasco y el Madrid ultima el fichaje del brasileño Lucas

Illarramendi, en el partido contra el Villarreal de septiembre.  Ampliar foto
Illarramendi, en el partido contra el Villarreal de septiembre. Getty Images

El Madrid recibe esta noche al Ludogorets (20.45, Canal+ Liga de Campeones) para despedirse de la fase de grupos de la Champions. El equipo tiene asegurada la clasificación como primero del Grupo B, con la opción de lograr el pleno de victorias. Al partido no le queda más trascendencia que examinar a Illarramendi como mediocentro puro, por delante de los centrales y sin la compañía de Kroos, a quien el entrenador, Carlo Ancelotti, espera dar descanso. El buen funcionamiento del vasco aliviaría la situación apretada de la plantilla ante la repentina epidemia de bajas en el mediocampo. La duración de la carestía de volantes preocupa al club, que se apresuró a alcanzar un acuerdo para fichar a Lucas Silva, reservándose el derecho de incorporarlo en enero o junio. Con el control del centrocampista del Cruzeiro, reciente campeón del Brasileirão, la directiva cubre contingencias ante un mercado invernal que se abre como una posibilidad de subsanar las bajas de Khedira y Modric.

Tenemos que esperar el periodo de Navidad, donde todo estará más claro sobre la recuperación de Modric y de Khedira",

Ancelotti, se mostró cauto, por respeto a sus futbolistas, cuando le preguntaron por Lucas Silva. "Tenemos que esperar el periodo de Navidad, donde todo estará más claro sobre la recuperación de Modric y de Khedira", dijo. "Después tomaremos una decisión. Es verdad que el club tiene un interés por Lucas Silva, pero no solo por este jugador. Hay otros que necesitamos. Después del Mundial de Clubes tomaremos una decisión evaluando las lesiones de nuestros centrocampistas lesionados", agregó el preparador italiano.

El mediocentro del Cruzeiro, de 21 años, se ha consagrado como una de las revelaciones del último campeonato brasileño. Se trata de un jugador sobrio, de vocación defensiva, seguro en el primer pase y físicamente dotado para las exigencias propias del juego en la zona amplia del campo. Su fichaje costará unos 15 millones de euros. Descartado Khedira, a quien la directiva da por amortizado, Lucas vendría a cubrir principalmente la eventual baja de larga duración de Modric. El croata sufre una lesión muscular grave y los médicos se muestran incapaces de establecer plazos de regreso. Todo dependerá de su capacidad de cicatrización para eludir el quirófano. En el mejor de los casos regresará antes de marzo.

El mediocentro del Cruzeiro, de 21 años, costará 15 millones de euros

Sin James ni Modric, y probablemente sin Kroos, el mediocentro del Madrid ante el Ludogorets será Illarramendi. El vasco se desempeñó en el eje en el partido de ida, en Sofía, y no resultó demasiado convincente. Ancelotti lo volverá a colocar ahí, acompañado de Isco, con la esperanza de que gane autoconfianza ante un futuro que anuncia grandes responsabilidades para todos los volantes de la plantilla. "Jugar en el mediocentro o un poquito más a la derecha no es muy diferente", explicó el técnico. "En el plano defensivo, cuando formamos la línea de cuatro, los dos medios tienen el mismo trabajo. Cambia solo la posición. Illarra se está acostumbrando muy bien porque le pido mucho más trabajo defensivo que ofensivo", zanjó.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información