_
_
_
_

“Es duro jugar enfermo y con 36 años”

La estrella de los Lakers, con uno de 14 en tiros de campo ante los Spurs, alega un virus para justificar su pobre rendimiento

Bryant, junto a Tim Duncan, en el Lakers-Spurs.
Bryant, junto a Tim Duncan, en el Lakers-Spurs.Kirby Lee

"Es la primera vez que me he enfrentado a un reto así en mi carrera. Es duro, muy duro. Me ha hecho recordar el reto que significa tener 36 años. Tras 19 años en la NBA mi cuerpo no ha respondido a jugar enfermo, algo a lo que estaba acostumbrado a hacer... Es duro", repetía una y otra vez Kobe Bryant, la estrella de los Lakers de Los Ángeles, para justificar su pésimo rendimiento en la derrota del equipo angelino frente a los Spurs de San Antonio (80-93).

Bryant firmó una noche nefasta, la peor de su carrera en el tiro, con uno de 14 en lanzamientos de campo. El escolta estuvo 36 minutos sobre la pista y dejó los siguientes números: 9 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, dos robos y un tapón. Unas cifras muy pobres para uno de los jugadores mejor pagados en la NBA. Dolido, el escolta quiso salir al paso tras el partido. "La diferencia son diecinueve años repecto a otras veces. Siendo honestos, es una temporada larga y me encuentro bien", señaló Kobe, al que si bien es cierto tampoco le acompaña su equipo, que ya ha consumado el peor inicio en la historia de la franquicia (un triunfo y ocho derrotas).

Tim Duncan supera la barrera de los 25.000 puntos en la NBA; 41 puntos de LeBron y 46 de Anthony

La velada fue aciaga para Bryant. No así para otro veterano, Tim Duncan. A sus 38 años, el jugador de San Antonio entró en el club de los jugadores con más de 25.000 puntos en la NBA (el 19º que lo consigue). El ala-pívot suma actualmente 25.005 y está a 187 de su próximo objetivo: superar a Jerry West. Por delante de él se encuentran jugadores en activo como Paul Pierce (25.127), Kevin Garnettt (25.690), Dirk Nowitzki (26.974) o el propio Bryant (31.929).

La madrugada también deparó las exhibiciones de LeBron James y Carmelo Anthony, aunque con resultado muy distinto. Los Cavaliers se impusieron a Boston (122-121) con 41 puntos de El Rey para remontar un partido que en el tercer cuarto perdían por 17. Los Knicks, mientras, cayeron ante Utah (102-100) en su séptima derrota consecutiva. Melo, sensacional, anotó 46 puntos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_