Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hierba florece en España

La Armada pasa de no tener ningún torneo de tenis sobre césped a disfrutar de dos.

Gala León, a la derecha, juega sobre hierba durante la presentación del Torneo en Cádiz. Ampliar foto
Gala León, a la derecha, juega sobre hierba durante la presentación del Torneo en Cádiz.

“La hierba es para las vacas”. Desde que Manuel Santana pronunciara esa frase y ganara el mítico Wimbledon de 1966, España tuvo que esperar la friolera de 40 años para ver a otro tenista de La Armada disputando el partido decisivo en la catedral del césped (Rafael Nadal, 2006). Durante esas cuatro décadas, los españoles desgranaron una y mil explicaciones para su pobre papel sobre pasto, con un punto en común: que no había ni un torneo de césped en toda la península, tan caro es mantener la sedienta hierba. Hasta ahora. Ayer, la Federación presentó el Wimbledon del sur, un torneo challenger masculino que se disputará el próximo verano en Cádiz. No estará solo. En Mallorca habrá otra cita verde, esta para mujeres y desde 2016. De repente, la hierba florece en España.

“Este es el primer torneo que hay en España sobre hierba”, rememora Pedro Hernández, responsable del tenis profesional de la Federación y apasionado historiador del deporte de la raqueta. “Pistas de hierba sí hubo. Cuando el tenis llegó a España había en Rio Tinto y varios particulares tenían en sus casas. Los Satrustegui tenían una en Donosti”, añade, evocando días de fotografías en blanco y negro. “Cuando jugamos la final de la Davis, en 2003 y en Australia, el padre de Corretja construyó una pista en el Club de Tenis Vall Parc, del que era presidente”, añade. “Los pioneros en Barcelona jugaban en la hierba del centro del velódromo. En esa hierba también nació el football en Barcelona”.

Nunca hubo superficie a la que los españoles fueran más alérgicos. Por eso la federación celebró ayer el cambio. “Es una gran iniciativa y un apoyo para jugadores que tengan un ránking entre el 100 y el 300”, valoró Gala León, directora deportiva y capitana de la Copa Davis. “También es un apoyo para aquellos jugadores que van a jugar la fase previa de Wimbledon”, añadió. En España, por fin, la hierba ya no es solo para las vacas.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información