Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CAR veta a Ana Tarrés

El centro, dependiente del CSD, impide el acceso a la exseleccionadora de sincronizada, que ahora trabaja con Francia

Ana Tarrés, con la selección de Francia. Ampliar foto
Ana Tarrés, con la selección de Francia. DIARIO AS

El Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (CAR), dependiente del Consejo Superior de Deportes (CSD), ha negado el permiso a la selección francesa de natación sincronizada para usar sus instalaciones, según desveló ayer la web del Mundo Deportivo. La razón radica en la presencia de Ana Tarrés, ex seleccionadora española de la especialidad, en la nómina de la federación gala como asesora de coreografías. El CAR es uno de los centros de entrenamiento de referencia en Europa y por sus instalaciones es común ver desfilar a deportistas y selecciones extranjeras que, siguiendo los trámites habituales y previo pago, suelen realizar estadías de trabajo. De hecho, esa es una de las fuentes de financiación habituales del CAR.

Tarrés pidió permiso a Joan Fontseré, director del centro, por carta. De entrada solo recibió largas. Ante su insistencia, la respuesta fue una negativa contundente que la llevó a buscar amparo en Iván Tibau, secretario de deportes de la Generalitat. Finalmente, ambos se ampararon ante Tarrés con la orden recibida del CSD y de la Federación Española de Natación, en la que justificaban la decisión aludiendo a “la tranquilidad del equipo español de sincronizada”.

No pedí la del módulo principal, donde trabaja España, sino la de 25 metros cubierta, ahora prácticamente en desuso, o la de 50 descubierta. Es imposible que nos viéramos”

Ana Tarrés

“Hay cinco piscinas en el CAR”, advierte Tarrés. “No pedí la del módulo principal, donde trabaja España, sino la de 25 metros cubierta, ahora prácticamente en desuso, o la de 50 descubierta. Es imposible que nos viéramos”, razona la entrenadora más laureada del deporte español, que trabaja con Francia en la piscina municipal de L’Hospitalet, para pasmo de los grupos de jubilados con los que comparte pileta por las mañanas. Tarrés diseña para Francia una coreografía basada en el can-cán, motivo por el que el pasado martes se las llevó a un espectáculo de cabaret al Teatro Coliseum de Barcelona.

La Federacion Española tiene en nómina a Virgine Dedieu, la nadadora francesa más laureada en sincronizada y Francia a Tarrés y Beth Fernández, que fue su mano derecha durante años en la sincro española. Mientras, a la selección española se le complican las plazas de podio desde que Tarrés fue destituida de su cargo. En Berlín, Ucrania, en las dos disciplinas olímpicas —dúo y equipo— superó a las de Esther Jaumà, y en la Copa del Mundo, Japón amenazó a España, con el Mundial de Kazán y los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el horizonte.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.