Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se busca satélite para Mandzukic

Simeone confirma a Moyá ante el Juventus mientras no acaba de perfilar pareja para el croata.

Mandzukic, con una protección durante el partido del Sevilla. Ampliar foto
Mandzukic, con una protección durante el partido del Sevilla. AP

Rotundo Diego Pablo Simeone tras el revuelo que causó la fallida titularidad de Oblak en Atenas, zanjó ayer el ruido que hubiera generado una respuesta dudosa sobre quién ocupará este miércoles la portería ante el Juventus de Turín (20.45, C+ Liga de Campeones). "Jugará Moyá", aseguró Simeone. La derrota ante el Olympiacos obliga esta noche al Atlético a un triunfo ante un rival que mezcla todo aquello que puede hacer temible a un conjunto italiano.

Una derrota este miércoles, con Oblak bajo palos, inflamaría demasiado el ambiente alrededor del portero más caro de la historia del fútbol español (16 millones de euros). Los tres goles en tres remates que encajó en Atenas y una sensación general en el vestuario de que con Moyá, por ahora, el equipo se siente más cómodo han pesado en una decisión que coloca al meta mallorquín como primer portero en este inicio de curso.

Se presenta esta noche en el Vicente Calderón la Vecchia Signora, el campeón de Italia, una sociedad que levanta admiración en Simeone, desde su pedigrí competitivo. También respeta el entrenador del Atlético que sea un equipo hecho, un bloque con las suficientes horas de vuelo en común como para ofrecer respuestas a cualquier tipo de partido. "Siempre han sido muy competitivos. Este Juventus es de los rivales que cuesta encontrarle dificultades para hallar errores puntuales, con mucha potencia ofensiva, con un trabajo muy grande en medio campo, con gente rápida defensivamente y buena técnica... Nos exigirá un partido de altísimo nivel para poder llevar el encuentro al lugar que queremos", analiza Simeone.

Llorente, tan alto como el nueve del Atlético, es el referente sobre el que Tévez se mueve

En la comparación entre uno y otro conjunto hay un punto en común. Ambos equipos cuentan con un delantero centro alto que les condiciona el juego de ataque. El Juventus alinea a Llorente, al que Antonio Conte tardó en encajar junto a Tévez. Los acopló con el argentino ejerciendo de satélite alrededor del espigado delantero riojano. La pareja fue fundamental en la conquista del último scudetto.

Simeone, por su parte, cuenta con Mandzukic, pero aún no ha encontrado una pareja estable que se ensamble con el croata. "Todos los partidos no son iguales y todos han respondido bien en los partidos que les has tocado jugar. Vamos rotando: Raúl Jiménez, Raúl García, Cerci, Griezmann... El otro día jugamos con cinco en el medio... Hay características en los futbolistas que tenemos para compensar el ataque", defiende el técnico.

Hasta ahora, Simeone ha encontrado más trabajo que goles en Mandzukic. El equipo sigue perfilando una fórmula para explotarle más. "Simeone nos pide muchos centros para él, es un jugador muy importante dentro del área. Contra el Sevilla fue difícil porque estaba solo metido dentro, pero sabemos que hay que tirarle la pelota dentro del área", analiza el lateral Ansaldi, uno de los señalados para abastecer de roscas el potente juego aéreo de Mandzukic.

"El que juega al lado de Mandzukic tiene que estar siempre intenso, colaborar tanto defensivamente como en ataque. Podemos jugar cualquiera de los delanteros. Hay jugadores de sobra", asegura el mexicano Raúl Jiménez. Entre las opciones que baraja Simeone para contrarrestar el juego del Juventus está la de alinear a Saúl y prescindir de Griezmann, como hizo ante el Sevilla. Ayer probó esa alternativa.

Massimiliano Allegri, sin embargo, no tiene esa duda. Con él en el banquillo, Tévez goza de más libertad, pero sus movimientos suelen estar directamente relacionados con los de Llorente como referente. Anclado en la cabeza del área, alrededor del español se mueve Tévez y se acercan los centrocampistas, sobre todo Pogba y Vidal, para recibir sus dejadas cuando recibe de espaldas. "Eso lo defenderemos jugando muy juntos, como siempre ha hecho este equipo", conviene Godín.

"Tévez tiene un juego corto sobre todo hacia dentro muy difícil de sostener. Hay que intentar no dejarlo pensar, no dejarlo recibir y ahogar su primera intuición de ir hacia dentro", concluye Simeone.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información