Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de Motociclismo 2014

Márquez, otra vez

El líder suma la novena 'pole' camino de un récord absoluto: lograr 11 victorias consecutivas en una sola temporada

Marc Márquez, en Brno. rn Ampliar foto
Marc Márquez, en Brno. EFE

No es fácil seguirle el ritmo a Marc Márquez. Puede dar buena cuenta de ello Andrea Iannone, que buscó la pole position a rueda del campeón. Y por poco la consigue. El italiano se enganchó al español en la segunda salida de este a la pista. Y le persiguió por todo el trazado. Con la lengua fuera. Le valió la pena el esfuerzo. Cuando cruzó la meta era suyo el mejor tiempo gracias al rebufo aprovechado a la salida de la última curva. Fue solo tres milésimas de segundo más veloz que el de Honda, que no se dio por vencido. Márquez no aflojó con el gas, siguió tirando, y se le sumó a la fiesta otro italiano, Andrea Dovizioso, que ya había probado a no perderle de vista en Indianapolis hace una semana y se sacó de la chistera un segundo puesto.

Repitió esta vez. Y tuvo que conformarse con el tercero Iannone. El excelente trabajo realizado por el que es la nueva apuesta de Ducati (será piloto oficial el año próximo), impulsado además por los neumáticos extra blandos de las motos de categoría open, no bastó para desplazar a su compatriota a un segundo plano. En el primero, con todos lo focos encendidos, vuelve a estar Márquez. Otra vez el más rápido. Otra vez en la pole. Otra vez con una vuelta de vértigo –solo unas centésimas peor que la vuelta más rápida al circuito, cuyo récord ostenta Crutchlow desde el año pasado–. Otra vez innovando con un cambio de moto, que no de neumáticos, para gozar de más tiempo en la pista en busca del crono que nadie alcanzará. Y van nueve poles de once posibles. Y once grandes premios saliendo desde la primera fila. Desde esa posición, la más avanzada de la parrilla, buscará la 11ª victoria de la temporada para lograr lo que nunca nadie ha hecho antes: ganar las once primeras carreras de la temporada.

“Lo más importante mañana es terminar en el podio. Espero una carrera dura. Probé algunas cosas en el último libre, pero no me gustaron. Con esta última sesión he recuperado la confianza, pero habrá que ver cómo están mañana Rossi y Lorenzo”, declaraba él. Espera mucho de las Yamaha en este circuito de Brno que es, supuestamente, más favorable a la M1 que a su RC213V. Pero ni Lorenzo, que terminó sexto, ni Rossi, séptimo, finalizaron el sábado como hubieran querido. Tampoco Pedrosa, quinto, que tuvo algunos problemas en las últimas vueltas de la clasificación.

Caída y susto para Rossi

Valentino Rossi regresaba a su taller solo unos minutos antes de que arrancara la sesión de clasificación. Llegaba directo desde la clínica móvil, de paquete en un scooter y con el meñique de la mano izquierda vendado. No pudo terminar el cuarto entrenamiento libre del fin de semana porque se arrastró virulentamente por el asfalto como consecuencia de una caída cuyas causas todavía se desconocen. El accidente se saldó con una pequeña abrasión en el dedo. Y el piloto regresó al trabajo después de que los doctores le revisaran la herida. Lo hizo, pese a perderse gran parte de la sesión, con el mejor tiempo del fin de semana hasta la sesión de clasificación. Pudo mejorarlo algunas décimas en busca de la pole, pero le costó lo suyo. Y se quedó demasiado lejos: séptimo. Saldrá desde la tercera línea.

Márquez junior, en la 'pole'

Àlex Márquez logró en Brno la segunda pole de su carrera (logró la primera en Montmeló este año) tras un inicio de gran premio en el que se ha mostrado convencido, constante y confiado. Logró el mejor tiempo incluso después de una aparatosa caída tras rodar por la hierba mojada (y resbaladiza) que delimita el trazado. Pero se cayó, se levantó, volvió al taller con cautela y salió a por todas en los últimos minutos, reanudada la sesión tras otro susto.

La clasificación fue interrumpida en más de una ocasión por culpa de la lluvia fina que sorprendió un par de veces a los pilotos en la pista y también como consecuencia de un accidente sufrido por Philipp Oettl que obligó a suspender la sesión por motivos de seguridad. La moto del alemán chocó contra las protecciones con tal virulencia que hubo que parar el cronómetro para volver a ponerlo todo en su sitio. El piloto no se hizo daño. A Márquez lo acompañarán en la primera línea Isaac Viñales y Antonelli. El líder, Miller, saldrá sexto y Fenati, décimo.

Rabat, a ritmo de récord

Lleva tres carreras sin subir al podio. Y siente más que nunca la presión de su compañero de equipo, el veterano Mika Kallio. El finlandés se ha ido acercando a Tito Rabat, el líder de Moto2, poco a poco, gracias a un tercer, segundo y primer puesto en esas tres pruebas en las que al barcelonés le tembló el pulso. Y ya está a solo siete puntos en la general. Este sábado, sin embargo, fue Rabat el que sentenció con una pole a ritmo de récord, mejor que la de Espargaró en el 2012 y todo un aliciente para afrontar la carrera de este domingo con la mejor actitud. Kallio, en cambio, se fue al suelo en el último minuto, cuanto intentaba acercarse a los cronos de su compañero. Saldrá desde la sexta posición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información