Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tour de Francia

“No me veo con moral para volver al Tour a disputarlo a tope”

El ciclista murciano, cuarto clasificado y mejor español, centra ahora su mirada en la Vuelta a España y el Mundial de Ponferrada

Valverde sube a un coche, después de la contrarreloj de Périgueux. Ampliar foto
Valverde sube a un coche, después de la contrarreloj de Périgueux. DIARIO AS

Una semana antes de comenzar el Tour, la semana del optimismo necesario, obligatorio, cuando su director, Eusebio Unzue, advertía a todos “no solo de Contador vive el ciclismo español, no os olvidéis de Alejandro”, este, Valverde, remachaba las palabras de quien le paga con otra afirmación redonda. “Tengo 34 años. Este Tour será mi última oportunidad de subir al podio”. Terminada la carrera, y terminado cuarto pese a las ausencias accidentadas de quienes partían como grandes favoritos, Froome y Contador, Valverde siente aún el golpe psicológico de la mala contrarreloj que le privó de su gran objetivo, un hueco en el podio de los Campos Elíseos. “No sé si en 2015 tendré moral suficiente para volver al Tour a disputarlo”, dice, poco antes de tomar el avión que le llevaría con todo el pelotón de Bergerac a las cercanías de París para comenzar la última etapa, el paseo triunfal de los supervivientes, que se ganan con ello el título de gigantes de la ruta.

Pregunta. Dicen que el Tour despierta en los ciclistas una relación de amor o de odio instantáneos. La suya parece más compleja, más una relación de amor-odio…

Respuesta. ¿Odio? Odio, no. He terminado cuarto este Tour y es lo más que he podido, lo más cerca de la victoria que he estado nunca. Así que no tengo por qué odiarlo.

P. Sin embargo, nada más terminar la contrarreloj se le vio más deprimido que en otras ocasiones, muy bajo…

R. Tampoco es que estuviera deprimido, pero perder algo que crees que tienes a tu alcance duele mucho. Pero siempre hay que pensar que se ha hecho lo que se ha podido, y que no se ha podido más.

Cuarto, es lo más que he podido, lo más cerca de la victoria que he estado nunca"

P. ¿Piensa que ha cometido algún error? ¿Se arrepiente de algo?

R. Aún no he analizado la carrera en profundidad para sacar conclusiones, pero no creo haber cometido errores. He estado más concentrado que nunca, he corrido siempre bien colocado. No, no me arrepiento de nada de lo que he hecho. En todo caso, de cierta mala suerte, de la caída el día del pavés

P. Pero, por ejemplo, el día del Izoard no estuvo bien… ¿Cometió algún error de alimentación?

R. No, no, pero de repente me sentí apajarado. Comí rápido, rápido unos geles y recuperé todo lo que pude. Pero ese día me pasó factura. Ya no volví a ser yo mismo en los Pirineos.

P. ¿Ha mostrado el Tour sus límites? Usted ha sido muy regular, pero no ha destacado ni subiendo, pues siempre había alguien mejor, ha perdido tiempo casi todos los días, ni en la contrarreloj.

R. Eso no es cierto. Exceptuando a Nibali, que era muy superior, siempre he estado con los mejores. Todas las subidas hemos estado todos en un pañuelo. Y terminar cuarto significa que se ha estado con los mejores…

P. ¿Qué le ocurrió en la contrarreloj? Contaba Unzue que empezó muy bien, pero que de repente se apagó a los nueve kilómetros…

R. No sé lo que me pasó, pero el cuerpo, quizás por las tensiones, por todo lo que se había acumulado, dejó de funcionar bien. Me sentí bloqueado. Creo que pagué la tensión que vivía.

Valverde, junto al manager del Movistar, Eusebio Unzue ampliar foto
Valverde, junto al manager del Movistar, Eusebio Unzue DIARIO AS

P. La retirada de Contador le convirtió a usted en el centro de todas las esperanzas españolas. ¿Quizás esa presión fue excesiva?

R. Quizás haya podido pasar eso, aumentar la presión, pero estoy acostumbrado a correr con presión, pero quizás, al tener tan cerca la segunda plaza no he sabido mentalizarme lo mejor posible y la presión me pudo.

P. Dentro de tres semanas comienza la Vuelta, en la que comparte liderazgo en su equipo con Nairo Quintana…

R. Lo importante en la Vuelta es que la gane uno del Movistar, sea yo o Nairo. Al que esté mejor de los dos se le apoyará a tope para que gane.

P. Tal como ha estructurado su temporada, con pocos días de competición para llegar fresco a septiembre, se supone que también será el Mundial un gran objetivo. ¿Podría correr la Vuelta sin pisar el acelerador a tope pensando en Ponferrada?

R. Esa es una posibilidad, en efecto. Quizás me plantee la Vuelta pensando más en el objetivo del Mundial. Tengo cinco podios pero ningún arcoíris. Creo que ya ha llegado el momento de ganarlo.

P. Visto lo ocurrido el Tour que acaba de terminar. ¿Piensa seguir volviendo al Tour para disputarlo a tope, pensando en la general?

R. De aquí al próximo Tour queda mucho por analizar, el recorrido, los rivales… Aún es pronto.

P. Pero, ¿moralmente se siente con ganas de volver para disputarlo?

R. Hoy la respuesta es no. Sé que es la primera vez que lo digo, pero no me veo con moral para disputar a tope el Tour de 2015. Vienen nuevas generaciones de ciclistas, los hemos visto este Tour, los franceses jóvenes, más Barguil, y seguirán Nibali y Contador, y, además, el mejor de los jóvenes que vienen está en mi equipo, Nairo…

Lo importante en la Vuelta es que la gane uno del Movistar, sea yo o Nairo"

P. Eso quiere decir también que no ve su futuro lejos del Movistar, equipo con el que termina contrato este año…

R. Todo está bastante avanzado para seguir en el equipo. Aunque aún no hay nada firmado, esperamos cerrarlo todo en agosto, y tendría que pasar algo muy serio para que no mantengamos el acuerdo.

P. Usted es uno de los ciclistas más amados y también más criticados del pelotón. ¿Ha pensado alguna vez por qué le critican tanto?

R. Muchas veces he dicho que es más fácil criticarme, ver mis errores, porque siempre estoy delante, más visible. Pero no entiendo por qué, yo hago las carreras lo mejor que puedo, sin meterme con nadie. Este es uno de los problemas de Twitter, que gente que no tiene ni idea o que nunca se ha subido a una bicicleta se creen que lo saben todo, y lo primero que hacen es opinar lo primero que se les pasa por la cabeza.

P. ¿No sería más sencillo pasar de Twitter?

R. Le hago el caso justo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información