Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mónaco deja plantado a Valdés

Tras unas pruebas médicas, el club rompe el acuerdo firmado con el portero, de 32 años, antes de romperse una rodilla

Valdés, durante un entrenamiento del Barça. Ampliar foto
Valdés, durante un entrenamiento del Barça. EFE

El Mónaco decidió ayer no hacer efectivo el precontrato que el pasado mes de febrero firmó con Víctor Valdés, de 32 años, para que el exportero del Barcelona se incorporara a su plantilla este verano. Considera el club que no está en condiciones físicas.  Así lo anunció ayer el vicepresidente del equipo monegasco, Vadim Vasilyev, durante la conferencia de prensa de presentación de Leonardo Jardim como nuevo entrenador del equipo: “Hemos negociado con Valdés, pero está lesionado, no puede unirse a nosotros”, explicó.

Valdés, que finalizó contrato con el Barcelona el pasado 30 de junio, se sometió el pasado miércoles en una clínica de Montecarlo a una a revisión médica. El jugador se recupera de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que sufrió el 26 de marzo durante la disputa de un partido en el Camp Nou contra el Celta. La lesión le obligó a pasar por el quirófano y le privó de despedirse del Camp Nou bajo los palos y, también, de acudir con la selección española al Mundial de Brasil.

El Mónaco no tiene pensado contratar a ningún otro portero para sustituir al catalán y apostará por Danijel Subasic, el titular la última temporada, para que defienda la portería el próximo curso. “Ha hecho una buena campaña y el entrenador cree en él”, sostiene Vasilyev.

La decisión del Mónaco, que juega en la Liga francesa, parecía tomada hace tiempo, a tenor de lo que publicó en su día el rotativo L’Équipe, que citando fuentes del club anunció el pasado 10 de junio que el este rompería el preacuerdo con el futbolista. Los resultados de la revisión médica a la que se sometió el portero el miércoles parecen haber sido la confirmación de una decisión ya tomada por el club. La doble V, como se conoce al guardameta en el vestuario del Barça, donde ha vivido las últimas 12 temporadas, decidió abandonar la disciplina de su club de toda la vida un año antes de finalizar contrato. Sin embargo, no fue hasta el pasado febrero cuando firmó el pacto con el Mónaco, antes de lesionarse defendiendo la portería del Barcelona.

La decisión adoptada por el conjunto del principado ha generado dudas. No es habitual que los clubes den de lado a un jugador con el que existe un acuerdo, como el que existía con Valdés, por una lesión y en pleno proceso de recuperación. “Sorpresa”, ha sido la palabra que más se ha usado en el entorno del futbolista, que seguirá trabajando para poner a punto su rodilla a la espera de encontrar equipo. “Ofertas tiene; equipo donde jugar todavía no..., pero lo tendrá”, confirmaron ayer fuentes cercanas al portero, que podría recalar ahora en un equipo de la Premier League.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información