Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patinazo de Serena

Tras ganar 6-1 la primera manga, la número uno cae ante Cornet y prosigue su decepcionante año en los grandes

Serena, durante su partido. Ampliar foto
Serena, durante su partido. AFP

Camino de los 33 años, Serena Williams, la número uno mundial y campeona de 17 grandes, cedió en tercera ronda de Wimbledon frente a Alize Cornet (6-1, 3-6 y 4-6). Si el ocaso de un campeón se mide por sus resultados en los escenarios de más prestigio, la estadounidense no ha alcanzado los cuartos de ningún torneo del Grand Slam en 2014 y ya solo tiene la opción de levantar la Copa en el Abierto de EEUU para mantener su dominio en el circuito femenino. De Serena, en cualquier caso, se puede esperar todo, porque nunca hubo una tenista que gobernara como ella los torneos, casi a voluntad, dónde y cuando quiere.

"Yo cometí demasiados errores y ella jugó bien", acertó a decir la derrotada, triste y al borde de las lágrimas ante los periodistas. "Todo el mundo juega el partido de su vida contra mí. Cada vez que piso una pista, tengo que estar al 100x100, o tengo un problema. Enfatizo que eso ocurre solo contra mí. Cuando se enfrentan a mí parece que jueguen en el circuito ATP [el masculino]", añadió. "Veré el video de este partido para ver qué hice mal, porque me sentía jugando bien y no sé qué he hecho mal, cuando normalmente lo tengo claro. Seguiré luchando. No es fácil estar en mis zapatos".

"No puedo creerlo", dijo la francesa, que encajó un 1-6 en 15 minutos cuando el partido, interrumpido por la lluvia nada más empezar, se reanudó. "Hace años jugaba tan mal en hierba que no podía ni intentarlo, y ahora gano a Serena en su casa, a la número uno, y por segunda vez seguida [ya la venció en Dubái]. Es increíble", se felicitó. "No sé cómo lo hice. Es humana, como todas. No me puedo creer que lo he hecho. ¡Qué gran momento!"

Cornet celebra la victoria besando la hierba. ampliar foto
Cornet celebra la victoria besando la hierba. AP

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.