Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si no tocábamos la pelota mil veces, no atacábamos”

El mítico jugador colombiano habla sobre la nueva Colombia, diferente la de su generación, y su papel en la Copa del Mundo

Valderrama en un partido ante Escocia. Ampliar foto
Valderrama en un partido ante Escocia. reuters

No quedan mediocentros como Carlos Alberto Valderrama Palacio (Colombia, 1961). El hombre se movía con sigilo por Belo Horizonte en estos días, casi de incógnito porque una gorra de lana le cubría la portentosa melena ensortijada que le distinguió. Su estilo futbolístico resulta inimitable para las nuevas generaciones. Más fácil es reproducir el estilo afro de su mítico peinado, tal y como hacen Fellaini, Dante, Willian, David Luiz...

Pregunta. ¿Por qué se tapa el pelo?

Respuesta. Porque vengo de Curitiba y hacía un frío tremendo.

P. ¿Qué le parece el Mundial?

R. Es un Mundial ofensivo. Yo nunca vi que en la primera ronda se marcaran tantos goles: tres por partido de media.

P. ¿A qué lo atribuye?

R. Al sistema. Antes todos los equipos venían a buscar empates o a no perder los primeros partidos. Ahora todos están abiertos. El que mete más goles gana. España contagia. Lo que ha hecho en los últimos años hay que admirarlo y felicitarlo. Mandaron el mensaje: que sí se puede jugar buen fútbol y hacer un fútbol ofensivo.

P. ¿A España le han descubierto el truco?

R. ¡No! El día de Holanda fue raro. Si Silva mete el segundo gol se acaba el partido ahí. Y después le marcan un gol faltando un minuto para el descanso.

Pékerman recuperó la identidad de nuestro fútbol: organizarse atrás y jugar clarito en ataque"

P. ¿Cómo ve a los equipos sudamericanos?

R. Chile, Brasil, Argentina, Colombia... Costa Rica es una sorpresa... México está jugando bien. Se parece cada día más a la Copa América. Esperemos que siga así hasta el final. Pero tendremos un rival muy duro: Alemania. De los favoritos es el único que ha dicho: "¡Aquí estoy!". Es el que más me ha gustado por su fútbol. Mis favoritos eran Argentina, Brasil, España y Alemania. Los dos primeros porque son de aquí, son nuestros, y porque les tengo confianza. España ya se fue y Alemania es el que mejor juega.

P. La ausencia de Falcao no hace mella en Colombia.

R. En el fútbol no podemos jugar con diez. No vino Falcao y el que salga tiene que hacerlo muy bien. Pékerman recuperó la identidad del fútbol colombiano. Su mensaje fue bueno: organizarse bien atrás y jugar clarito en ataque. Eso es Colombia. Defensivamente funciona muy bien. En mi país había muchas dudas por Yepes y por Perea, que se lesionó. Yo siempre pensé que Yepes se retiraría como los grandes. Y ha sido la figura del equipo.

P. ¿Qué tiene que ver esta generación con la suya?

R. ¡No se puede comparar! Nosotros jugábamos distinto. Si no tocábamos la pelota mil veces, no atacábamos. Nos gustaba hacerlo así: a los jugadores y a la gente. Este equipo no hace eso. Esta selección defiende bien y después ataca con pocos pases. Nosotros cuando íbamos ganando tocábamos mejor la pelota. Éramos felices así. Este equipo es feliz atacando rápido. Y le va bien porque Colombia nunca había ganado dos partidos seguidos en un Mundial.

P. Pinto, Rueda y Suárez son los seleccionadores de Costa Rica, Ecuador y Honduras. Ningún país aporta más entrenadores al Mundial que Colombia.

R. Siempre fueron técnicos de categoría internacional. A Jorge Pinto lo tuve y lo conozco, pero no tuvo la oportunidad de estar en un Mundial y ahí están los resultados.

P. ¿La figura de este torneo?

R. Es prematuro. Estoy esperando que salga uno nuevo. De momento no veo ningún diez como los que había en mi época.

Brasil no tiene delanteros. Estoy sorprendido. Salían delanteros todos los años. Neymar está solo. No lo acompaña nadie"

P. ¿Dónde están?

R. Están por ahí, pero los mandaron a correr por todos lados. El más parecido a nosotros es Juan Fernando Quintero, pero apenas ha jugado. Ese tiene el estilo que teníamos nosotros. Le gusta tocar, mete tacos, pone de pie a la tribuna. Es uno de los buenos.

P. ¿Qué le parece Brasil?

R. Brasil no tiene delanteros. Estoy sorprendido. Salían delanteros todos los años. Neymar está solo. No lo acompaña nadie. En defensa está bien.

P. ¿Y Oscar?

R. Oscar no jugó tan bien. Neymar está solo y así es difícil.

P. ¿Ha visto a Argentina?

R. No me gusta. Pensé que venía mejor, pero no me gustó. Nunca había jugado con cinco defensas ni en eliminatorias. Es mucho más de lo que mostró.

P. ¿Qué espera de Messi?

R. Que gane el Mundial, porque futbolísticamente no puede demostrar nada. Ya lo ganó todo. Es el mejor. Solo le queda esta Copa. Irá mejorando con los partidos, pero tampoco hay que dejarlo solo. Necesita un equipo.

P. ¿Hizo porra?

R. La porra mía se perdió. Dije que en el grupo D pasarían Italia y Uruguay, y estoy temblando porque hasta Uruguay se puede quedar fuera. Este es el mejor espectáculo del mundo porque nunca se sabe lo que va a pasar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información