Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

12.000 euros de multa al Villarreal por el lanzamiento del plátano a Alves

El Comité de Competición ha decidido, sin embargo, no cerrar El Madrigal por el incidente racista ocurrido en el Villarreal-Barça

Captura televisiva del momento en el que Alves recoge y come el plátano.
Captura televisiva del momento en el que Alves recoge y come el plátano.

12.000 euros le costarán al Villarreal el lanzamiento de un plátano a Dani Alves por parte de un aficionado amarillo cuando el defensor azulgrana, que cogió una porción de la fruta y se la comió, se disponía a lanzar un córner en el encuentro que el conjunto castellonense disputó ante el Barça el pasado 27 de abril. El Comité de Competición ha dejado en sanción económica el acto racista y no cerrará El Madrigal por el desagradable incidente. Cabe destacar que sobre el estadio donde disputa sus encuentros el club de Roig pesaba el apercibimiento de cierre por el lanzamiento de un bote de gas lacrimógeno tres meses atrás en transcurso del partido Villarreal-Celta y que obligo a la suspensión durante 20 minutos del encuentro y el desalojo de los 14.000 espectadores presentes en el recinto deportivo. Por tal acto vandálico, del que se desconoce el autor, el Villarreal ya tuvo que satisfacer una multa de 6.000 euros.

El Comité de Competición ha informado que la decisión de no clausurar El Madrigal se ha adoptado al considerar “de distinta naturaleza” ambos incidentes registrados en el estadio castellonense. El organismo federativo ha valorado también como atenuante la actuación del club con la localización y la prohibición de que el autor del lanzamiento del plátano, delegado hasta ese momento de uno de los equipos de la cantera, le haya sido retirado el carné de socio así como el veto de por vida a que acuda a alguna de sus instalaciones. El infausto aficionado has sido puesto a disposición de las autoridades y se encuentra a la espera de la decisión que adopte la Fiscalía por el despreciable acto. El pasado miércoles, unos 800 personas se reunieron en el centro de Vila-real para solidarizarse con el autor del lanzamiento del plátano al considerar desmesurado el tratamiento informativo del hecho y el “linchamiento mediático” al que se ha visto sometido el autor que inmediatamente se mostró “arrepentido y avergonzado”. La campaña viral iniciada por Neymar en las redes sociales “todos somos macacos”, ha amplificado el reprobable acto.

El club que preside Roig no ha querido valorar la sanción que acata humildemente y se siente aliviado por el no cierre de El Madrigal. Tampoco ha querido opinar sobre el incidente sucedido el pasado domingo en el Ciutat de València en el cual el levantinista Diop fue objeto de menosprecio racista por parte de algunos aficionados del Atlético de Madrid que imitaron gestos simiescos, claramente identificados por las cámaras de televisión presentes. Ni la Liga de Fútbol Profesional, ni la Fiscalía ni el Atlético de Madrid se han pronunciado al respecto, cosa que solivianta a parte de la afición del Villarreal que considera el hecho ocurrido en el Ciutat de València igual de censurable y denunciable que el acaecido en El Madrigal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información