Una ciudad copada por el fútbol

Valencia recibe a 50.000 aficionados en medio de un amplio dispositivo policial

Equipos de televisión se preparan en el interior del estadio Mestalla de Valencia para el partido de este miércoles
Equipos de televisión se preparan en el interior del estadio Mestalla de Valencia para el partido de este miércolesJosé Jordán

En Valencia ya está todo preparado para recibir a los cerca de 50.000 aficionados que están llegando para asistir a la final de la Copa del Rey de este miércoles. Los grandes eventos suponen mucho trabajo organizativo y Valencia lo sabe bien. Procesiones de Semana Santa, una de ellas suspendida por el fútbol, y un macrobotellón universitario completan un panorama en el que la ciudad está al completo.

Desde hace días, policías, transportes y medios de comunicación preparan sus operativos. Decenas de hoteles y cientos de bares cuelgan sus ofertas bien visibles a escasas horas de un evento que dejará en Valencia 2,5 millones de euros en bares y restaurantes, según la patronal hostelera. Los alojamientos están al 90% de ocupación por la coincidencia del partido con la Semana Santa, según Unión Hotelera.

La ciudad, además, acoge las procesiones de Semana Santa y un macrobotellón universitario

La cercanía de Madrid y Barcelona con la sede de la Copa ha hecho que muchos aficionados vengan por carretera. La Guardia Civil de tráfico comienza a las 12 de esta mañana un dispositivo de control que, coincidiendo con la llegada de los aficionados, se reforzará en las entradas a la ciudad por la A-3 y la V-21.

Desde las 10 de la mañana miles de hinchas podrán acudir a las dos zonas recreativas de los equipos que estarán abiertas hasta las 20.00 de la tarde. Como ya ocurrió en 2011, el viejo cauce del río Turia alberga la carpa madridista y la zona universitaria de la avenida de Tarongers acoge el espacio blaugrana.

Para garantizar la seguridad del evento, la Policía Nacional contará con 1.500 efectivos. Cerca de 450 policías locales, 250 trabajadores de seguridad privada, 100 voluntarios de Cruz Roja y 200 efectivos de la Guardia Civil, completan el dispositivo. Pero la policía tendrá que organizarse porque en Valencia no todo es fútbol.

El macrobotellón universitario Live Spring Valencia reunirá en el puerto a más de 15.000 universitarios que podrán bailar durante nueve horas seguidas desde las 12 de la mañana. Un operativo de 60 policías locales hará controles de alcoholemia y tratarán de evitar que, cuando termine la fiesta, el botellón se desplace a las calles cercanas.

La celebración de la final de la Copa del Rey ha obligado a suspender la procesión del miércoles santo de la Real Cofradía de Jesús en la Columna del barrio de El Cabanyal. Fuentes de la parroquia del barrio explican que en dicha procesión sale cada año el preso que la cofradía ha conseguido indultar. Su recorrido por el centro de Valencia, y la dedicación de los efectivos policiales a otros menesteres, explican, ha obligado a suspenderla.

Aprovechando la concurrencia de agentes de todo el país, los antidisturbios han convocado una concentración para protestar contra sus superiores por lo que consideran una mala gestión de la intervención policial en la manifestación del 22-M en Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS