Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Implacable Contador

El madrileño se lleva la Vuelta al País Vasco tras una contrarreloj ganada por Tony Martin con la que no pudo Valverde

Contador celebra su triunfo Ampliar foto
Contador celebra su triunfo AFP

A priori, la Vuelta al País Vasco se decidía hoy en la contrarreloj de Markina de 26 kilómetros, pero en realidad se dilucidó el primer día, cuando Alberto Contador estableció una diferencia insalvable para sus rivales. Valverde cedió entonces 15 segundos y el polaco Kwiatkowski, 34. El resto de los días hasta hoy, Valverde consiguió rebajar la distancia hasta 12 segundos, mientras el polaco del Omega la aumentaba hasta 41 segundos en la subida a Arrate del jueves. Vistas las características de la contrarreloj final, con dos puertos no puntuables entre medio, Contador se había pegado el jersey amarillo al cuerpo con pegamento.

Y todo ocurrió según lo previsto. Ganó Tony Martin (segundo triunfo de etapa y tercero del Omega) porque por algo luce el maillot arco iris de campeón del mundo contrarreloj, pero su dominio no fue brutal, porque esos dos puertos (con pendientes medias del seis y el siete por ciento) limaban un poco sus características y animaban las piernas de Contador, que en una magnífica carrera quedó segundo en la etapa a solo siete segundos del ciclista alemán. En el punto intermedio (13,4 kilómetros), ya quedó claro que Tony Martin ganaría la etapa y Contador, la Vuelta. En ese momento, el ciclista madrileño aventajaba a Valverde en 34 segundos y era seis segundos mejor que Kwiatkowski. Demasiada diferencia, teniendo en cuenta que aún quedaba por ascender el segundo alto (más largo que el primero) y el resto era una prolongado descenso de casi cuatro kilómetros que dejaba a los ciclistas a dos kilómetros de meta. Lo que no se consiguiera arriba, resultaba difícil solucionarlo después.

Clasificación

Etapa: 1- Tony Martin: 38m 33s. 2º Contador, a 7s. 3ºKwiatkowski, a15s. 4º. Spilak, a 16s. 5º. Péraud, a 35s. (…) 8º. Valverde, a 1m 02s.

General: 1º. Contador, 21h 09m 11s. 2º. Kwiatkowski, a 49s. 3º. Péraud, a 1m 04s. 4º. Spilak, a 1m 07s. 5º Valverde, a 1m 07s.

Entonces el enigma cambió de protagonistas y apuntaba a un presunto duelo entre el polaco y el murciano por la segunda plaza en la general, con el cosquilleo de si además Contador sería capaz de arrebatarle al superespecialista el triunfo de etapa. Lo segundo no ocurrió porque en la meta de Markina, Martín aventajó a Contador con los mismos siete segundos que tenía de ventaja en el punto intermedio.

Lo primero se resolvió a favor de Kwiatkowski, que ya a mitad de etapa distanciaba al ciclista del Movistar en 28 segundos, porque a Valverde se le hizo larguísima la crono y cayó en la etapa hasta el octavo puesto (por detrás de su compañero Jon Izagirre) y en la general hasta el quinto, aventajado no solo por el polaco del Omega, sino también por el francés Péraud y el esloveno Spilak. El punto de forma de Contador es óptimo: ágil y poderoso en la media montaña que siempre abunda en esta Vuelta, y fortísimo en la contrarreloj, los dos argumentos que miden las posibilidades de los ciclistas en las grandes carreras. Con ambas acreditaciones consiguió su tercera Vuelta al País Vasco (ya ganó en 2008 y 2009) y la añade este año a la Tirreno-Adriático que obtuvo en marzo. Valverde ha sido su digno y único rival aunque la contrarreloj le penalizara. Kwiatkowski (que corrió en España para el Caja Rural en 2009), a sus 23 años, ha confirmado que esté en plena explosión como ciclista tras ganar la Vuelta al Algarve y ser segundo en esta Vuelta al País Vasco.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información