Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agredido un árbitro de 16 años en León

El joven recibió varios puñetazos por parte del padre de un benjamín

Imagen de los presuntos agresores tras la refriega
Imagen de los presuntos agresores tras la refriega

Un árbitro de 16 años tuvo que ser hospitalizado el pasado sábado en León tras ser agredido por el padre de un jugador del Bosco B, que se enfrentaba al San Andrés de la categoría de prebenjamines (6 y 7 años). El agresor le propinó varios puñetazos en el ojo y en las costillas al término del encuentro, gracias a la ayuda de un segundo individuo que inmovilizó a la víctima. El joven tuvo que ser trasladado en ambulancia al Complejo Asistencial de León.

La exploración médica a la que fue sometido reflejó una herida en la córnea y una posible fractura en los huesos de la cara. El joven, que no fue ingresado, tiene programada para hoy una nueva revisión. “Por encima del dolor físico, lo que más impresionaba era su manera de temblar por el miedo”, recuerda José Antonio Martínez Alas, presidente del colectivo arbitral leonés, que acompañó al menor al centro médico junto a su tutor legal.

Muchas veces el problema está en los propios clubes, que no facilitan el trabajo del árbitro”

José Antonio Martínez Alas, presidente del colectivo arbitral leonés

La Policía, que cuenta con las fotografías aportadas por una persona que presenció la escena, ha identificado al agresor, aunque todavía no le ha localizado. “Cuando se le pasaron los nervios me dijo: ‘Alas, la semana que viene vuelvo’, y con esa fuerza me quedo”, recuerda el máximo responsable de los árbitros leoneses.

El joven, de origen marroquí, había superado los cursos formativos que se imparten durante los meses de octubre, noviembre y diciembre por el colegio de árbitros de León. “Aunque tenía algún que otro problema con el idioma pasó el examen a la primera”, incide Alas. Tras el parón navideño, el nuevo colegiado dirigía su quinto partido. “Es un tema de educación, aunque muchas veces el problema está en los propios clubes, que no facilitan el trabajo del árbitro”, concede el mandatario.

Ante la complicada situación que atraviesa el colectivo arbitral en la provincia de León, donde hace dos semanas hasta tres colegiados tuvieron que requerir la presencia de la Policía y la Guardia Civil para poder dirigir sus encuentros, no se designará ningún árbitro para la próxima jornada como muestra de rechazo ante la escalada de violencia.

Tanto el Bosco como el San Andrés han mostrado su apoyo y solidaridad con el colectivo arbitral. “La actuación individual de un progenitor no representa los valores del club”, recogen en un comunicado.

Más información